Actualidad

Bulos, mentiras y verdades oficiales

Bulos, mentiras y verdades oficiales

De un gobierno ideológico como el que padecemos cabe esperar una lectura ideológica de la crisis y la pueril esperanza de atajar la pandemia con chamánicos remedios doctrinales: antifascismo, feminismo, igualdad y placebos de la misma índole; mas sería exigible que, al menos, ofrecieran a la población informaciones veraces sobre el alcance real de la catástrofe y las consecuencias que está teniendo para cientos de miles de familias así como para los trabajadores de la sanidad, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, el ejército y otros sectores movilizados en la lucha contra el virus.

Feliz Pascua de Resurrección

Fray Vicente Niño: “La experiencia de la Resurrección tiene su recorrido en el tiempo, siendo capaz de cambiar y transformar vidas, siendo capaz de traernos a nosotros nuestra propia Resurrección. Igual que en cierta manera, en la cruz de Cristo estamos todos crucificados, en la Resurrección de Jesucristo, de algún modo, resucitamos todos.”

Marruecos, capitán pirata

Marruecos aprovecha el coronavirus para imponer su soberanía sobre aguas en que España tiene derechos territoriales. A través de su legislación interna, Marruecos ha procedido el pasado mes de marzo a definir sus aguas territoriales en 12 millas, delimitar su zona económica exclusiva en 200 millas, y extender su plataforma continental hasta 350 millas.

Coronavirus y geopolítica

La crisis financiera y el terremoto económico que se avecinan no serán causados totalmente por la pandemia del coronavirus. Las economías occidentales ya estaban lo suficientemente tocadas como para que se estuviese pronosticando una bancarrota. Pero esto va hacer que la crisis definitivamente estalle y a una velocidad de vértigo, como por sorpresa. Si la situación se hacía cada vez más insostenible, la pandemia hace que ya sea dramática y de ruina total.

El mito del libre mercado

la relación del Estado con el mercado es de codeterminación y dependencia mutua, pues un mercado sin Estado es tan imposible como un Estado sin mercado, un Estado sin comercio de importación y exportación. La relación de Estado y mercado vendría a ser no ya de subordinación de uno a otro sino más bien de conjugación.

Top