Dificultades económicas, demografía y Afganistán

Dificultades económicas, demografía y Afganistán. Alejandro Macarrón

En los últimos años, en España, a menos paro, menos hijos por mujer. Esto va en línea con la tesis de que la razón principal de la baja natalidad no son las dificultades económicas, sino los valores. Si no se quiere tener hijos (como tampoco en países mega-ricos), no se tienen.

En las 20 ciudades españolas con menos paro no se tienen más niños que en las 20 con más (de hecho, incluso ligeramente menos). Tener hijos o no es sobre todo cosa de valores, de querer, no de holgura o dificultad económica.


Afganistán lleva en guerra 40 años largos. Pese a ello, su población se ha triplicado desde 1980. Y bajo una ocupación occidental con final desastroso, en los últimos 20 años, su población ha crecido más de un 90%.

Y a eso hay que sumar unos 2,6 millones de refugiados afganos, la gran mayoría residentes en Pakistán e Irán, que representan un 19% de la población de 1980, o un 6,5% de la actual, según se compare.

En 1950, los españoles éramos 28 millones, y los afganos, poco menos de 7,8 millones. Ahora, los afganos son 40 millones, más 2,6 millones de refugiados que viven fuera de su país, solo unos pocos millones menos que la población de España, y ya más si comparamos con los españoles “autóctonos” (unos 38,5 millones).

En 1950, la edad mediana de la población (la que la divide en dos mitades iguales) era de 27,5 años en España y de 19,4 años en Afganistán. En 2020 era de 44,9 años en España (y 46 años largos los españoles “autóctonos”), y 18,4 años la de los afganos (¡menos que en 1950!)

Hace 60 años, los grandes países europeos tenían muchos más niños y jóvenes que Afganistán, un país escasamente poblado. Ahora, en esas naciones europeas hay igual o menos niños o jóvenes que entonces (y serían aún menos sin los hijos de inmigrantes no europeos), y Afganistán tiene muchos más que cualquiera de ellas, porque allí, mucho más pobres y con menos esperanza de vida, han tenido muchos más niños..

Sin los hijos de inmigrantes de fuera de la UE (africanos o asiáticos en general, además de muchos iberoamericanos en España), en Europa habría ahora aún menos menores de 20 años. Y el vuelco espectacular 1960-2020 en ese segmento de edad que representa el futuro en relación a Afganistán se notaría aún más, en especial en países como Francia y Reino Unido, cuya población infantil y juvenil total actual es más o menos la misma que en 1960, pero que no sería así ni de lejos sin los hijos y nietos de inmigrantes africanos y asiáticos.

Top