Diseccionando la Actualidad

La gran colectivización

La gran colectivización

La izquierda, ahora más partidaria de la globalización que los globalistas, más rendida ante la lógica del mercado que los “ultraliberales”, también se reinventa: nos colectiviza, nos mete ideología como purga de bondad y espera su gran oportunidad de hacer lo que mejor sabe: administrar la miseria.

¿El futuro era esto?

A la generación de Iniesta, también llamada Z en otros lugares del mundo y por aquellos a quienes no les gusta el fútbol, ya le van diciendo la verdad desde que terminan la educación básica: el futuro no les pertenece. De hecho, no se sabe si podrán realizar sus estudios de ESO en condiciones algo parecidas al ambiente educativo normal hace seis meses, o si llegarán al bachillerato con un bagaje de conocimientos adquiridos que les permita comprender certitudes tan básicas como que Pekín no es la capital de Marruecos, y sutilezas intelectuales semejantes.

Apuntes para un sindicalismo solidario

Apuntes para un debate ideológico sobre sindicalismo. Una propuesta de acción sindical para España. “En España, a los males globales del capitalismo se suman los males políticos que el régimen del 78 ha incorporado a nuestra Nación y que tiene como resultado una perdida de poder adquisitivo global, la proletarización de la sociedad y los recortes en salarios y derechos sociales.”

Patria

Me fío de quien, no teniendo nada, o casi nada, afirma con orgullo, tal vez con desaliento, tener una patria. Me fío porque ese mendigo, sin más riqueza que una bandera para abrigarse con ella, sabe quién es y a quién debe ser quien es, y quiénes sus antepasados, cuáles sus hijos y cuál el futuro que quiere para ellos.

Podemos y la cuestión nacional

El líder de Podemos legitima el robo, o al menos lo propone como opción. Y sostiene: «España será plurinacional o no será». A lo que contestamos: España es plurinacional étnica (como cualquier nación política o Estado nacional), pero si es plurinacional política entonces no será. Y esto es lo que este señor es incapaz de entender. Su caletre no da para estos juegos lógicos. Él prefiere la demagogia y hablar de fraternidad y paz universal, como su estimado Papa Francisco o como buen admirador de Zapatero y su Alianza de las Civilizaciones…

Rescate de UE: Las cigarras y las hormigas

Ahora bien, como lo que les importa en la UE es que salgan las cuentas y se paguen las facturas, les da igual que sea a costa de subir impuestos, recortar gasto público o ambas cosas a la vez. El rescate de hasta 750.000 millones, se entregará por tramos en concepto de ayudas directas y préstamos y se supedita para su desembolso a la aplicación de reformas.

Iconoclastia

Las turbas iconoclastas que hemos contemplando abriendo los telediarios, reflejan el auto-odio de una civilización que necesita borrar su memoria histórica para evitar enfrentarse a su identidad. Somos sabedores que las esculturas pueden representar lo bueno y lo malo, pero esa es nuestra historia y las imágenes nos la descubren para aprender de ella.

Detrás de “la paguita”

Por mucho que se empeñen, nada tiene que ver con la justicia social, que tan a menudo se confunde con el igualitarismo. La justicia social demanda que toda persona pueda acceder a un trabajo digno, equitativamente remunerado de acuerdo con las responsabilidades, habilidades y características que concurran en el puesto de que se trate.

¡¡¡Culpables!!! Cronología de un despropósito (I parte)

Tarde y mal. De esta guisa reaccionaron Pedro Sánchez y su Gobierno de ineptas e ineptos, ante la crisis del coronavirus. El que hasta ese momento había sido indiscutible “rey del postureo”, identificando en todo momento la responsabilidad de “gobernar” con un mero y narcisista “figurar”, se topó de bruces con una “bomba de relojería” en forma de epidemia

El desplome del turismo

La crisis sanitaria del COVID 19 ha roto todas las expectativas del análisis sectorial, convirtiéndose en el sector económico español más perjudicado.
En valores absolutos esto significa una perdida de entre 92.556 millones de euros y 124.458 millones de euros de actividad para el año 2020, lo que provocará una mayor caída de la esperada en el PIB español.

Días de furia y… ¿de esperanza?

Los días de furia han sido muchas veces, la antesala de los cambios y las transformaciones radicales de una sociedad; el pistoletazo de salida para pasar de la teoría a la praxis. Miles de muertos en apenas cincuenta días y cientos de miles de españoles abocados al desastre económico, son mas que suficientes motivos para poner a buen recaudo a una pandilla de incompetentes sin escrúpulos, gestores cualificados de la envidia, la cochambre y la holgazanería.

Censura democrática

Los esfuerzos de Pedro Sánchez por incrementar la censura no son más que una medida puntual para intentar tapar la negligencia que tan cara en vidas está costándonos. La situación de crisis, el nerviosismo y la general estolidez de su equipo han hecho que las medidas levanten mucho más polvo del que habría querido. Pero realmente no está haciendo nada nuevo que no venga haciendo la izquierda global desde hace décadas.

Pandemia: el globalismo saca pecho

Quien gane el relato de la pandemia ganará la crisis, porque la batalla de las ideas no va a librarse en el terreno del debate científico, ni sobre datos técnicos, ni tan siquiera en torno a asépticas cifras sobre contagiados, fallecidos, recuperados, etc. Quien sea capaz de crear una posverdad útil a las masas empobrecidas y aterrorizadas por la magnitud de la última catástrofe, seducirá mayoritariamente la voluntad de esas mismas masas que se autoperciben desprotegidas, huérfanas de un discurso tranquilizador y muy faltas de líneas de esperanza en el futuro, por muy débiles que sean sus rastros.

Pandemia y hegemonía mundial

Es posible que la crisis del coronavirus marque un punto de inflexión tan significativo geopolíticamente, o incluso más, como fueron los acuerdos de Bretton Woods en 1944 o la caída de la Unión Soviética en 1991. La diferencia entre estos dos acontecimientos y la crisis viral que ha derivado en pandemia en este pasadillesco y horribilis 2020 es que aquellos fueron momentos de impulso y apogeo de la democracia liberal e incluso de cristalización de una aureolada globalización, que además llegaría a comprenderse como «el fin de la historia», y esta crisis pandémica parece que va a venir a ser el sepulturero de ese mundo mitológico…

Marruecos, capitán pirata

Marruecos aprovecha el coronavirus para imponer su soberanía sobre aguas en que España tiene derechos territoriales. A través de su legislación interna, Marruecos ha procedido el pasado mes de marzo a definir sus aguas territoriales en 12 millas, delimitar su zona económica exclusiva en 200 millas, y extender su plataforma continental hasta 350 millas.

Presente y futuro del nuevo Coronavirus en España

Es importante que la pendiente de la curva se reduzca y el pico de infección se retrase en el tiempo (actualmente situado entre el 20 de mayo y el 6 de junio de 2020), así damos la oportunidad al sistema sanitario a poder atender el mayor número de personas de una manera óptima. Esto se refleja también en la previsión del número de casos reportados activos, que disminuye de casi 2 millones y medio a unos 800.000.

El fundamentalismo democrático como ideología

En la actualidad de la nación española en crisis no se protesta ni se llevan a cabo organizaciones ni planes y programas en pos de la revolución sino a favor de la «democracia real». Los problemas de la democracia, «los déficits» de la misma, se solucionan, al parecer, con «más democracia». He aquí el síndrome del fundamentalismo democrático que funciona en nuestro tiempo a toda máquina y a la orden del día

Esquizofrenia

La situación política española se precipita imparable hacia una espiral de esquizofrenia. No es ya que las cosas, a fuer de inverosímiles, no sean lo que parecen. Es que en una inconcebible pirueta copernicana, son… ¡justamente lo que parecen!. Y ello, pese a que resulte imposible aceptar que “sean” lo que “son”, sin sumergirnos, víctimas de una sobredosis de estupor, en un estado de irreversible catalepsia.

Ciudadanos: el destino del centrismo

Ciudadanos se ha mantenido durante algunos años en la parte principal del escenario español porque enraizaba perfectamente con su presencia-referente en Cataluña. Pero tras la espantada (no encuentro otra manera más delicada de decirlo), de su líder Inés Arrimadas, inmediatamente después de ganar las elecciones de 2017, para catapultarse hacia el Congreso de los Diputados, el desenlace era previsible como una película de Martínez Soria.

La indolente paciencia o cómo se blanqueará al independentismo catalán. Javier Barraycoa

Una cosa está clara, no veremos a políticos golpistas en prisión muchos años, sea cual sea la sentencia judicial que se pronuncie. Igualmente, tampoco veremos un levantamiento general permanente en Cataluña para solidarizarse con los posiblemente condenados, sólo manifestaciones abruptas y brotes de violencia.

Déjà vu: despropósito 2.0

No es ocasión para “sacar pecho” ni para recurrir al inevitable “nosotros ya lo dijimos”. No es nuestro estilo. Lejos de felicitarnos por el pleno acierto en nuestros vaticinios, constituye un motivo de honda preocupación la nueva convocatoria de Elecciones Generales en España. Y ello por varios motivos, el primero y principal de los cuales viene dado por la palmaria constatación del definitivo e irreversible envilecimiento del Sistema político español, llevado a un punto de servilismo y degeneración insoportables por su absoluta sumisión a bastardos intereses partidistas y a las abyectas e inconfesables –aunque evidentes- ambiciones de algunos de los personajes que lo encarnan.

“Naide”

“El Guerra” fue un torero de leyenda y todo un personaje, fuente inagotable de dichos y hechos, que han quedado incorporados al imaginario colectivo y al acervo de la sabiduría popular. Su recio carácter y su arrogante personalidad, aderezados con una notable inteligencia natural y una brillante capacidad de repentización, le habilitaban para evacuar respuestas fulminantes y certeras ante cualquier cuestión que le fuera planteada.

Paisaje después de la “batalla” ( y III )

Sea como fuere, guste o no a sus adeptos, la realidad es que Vox “está muy verde”. Y es lógico que así sea pues aunque ya contara unos años de vida, hasta su espectacular irrupción en Andalucía, que sorprendió a propios y extraños (dirigentes incluidos), no pasaba de ser un grupúsculo condenado al ostracismo y la marginalidad, una anecdótica excrecencia desgajada del PP que servía de perentorio refugio a unos pocos “apparatchiks” defenestrados que, entre bandazos ideológicos y heterodoxas amistades “benefactoras”, buscaban hacerse hueco en la vida pública y reencontrar su “lugar bajo el sol”.

Paisaje después de la “batalla” ( II )

Cumplimentado el “segundo ciclo” del maratón electoral, el panorama resultante ha seguido la previsible línea inercial derivada del resultado de las Elecciones Generales. El PSOE revalida su victoria: holgada en las europeas y ensombrecida en municipales y autonómicas, por “pinchazos” puntuales en algunas plazas y territorios de alto contenido simbólico y valor estratégico.

La defensa de la PAC en el presupuesto de la Unión Europea

El nuevo Marco Financiero Plurianual de la Unión Europea para 2021-2027 plantea reducir la PAC. Un 3,5% las conocidas como ayudas del primer pilar (pagos directos y medidas de mercado), que representan el 71% del presupuesto de la PAC, y en un 14,5% las del segundo pilar (planes de desarrollo rural). Estas cifras no tienen en cuenta el efecto de la inflación, por lo que podríamos hablar de una reducción final real de entre un 14 y un 20%.

¿Europa agotada?

Europa es una obra extraordinaria. Nuestro mundo resulta inconcebible sin comprender la labor civilizacional de los pueblos europeos. Basta recorrer el camino de Santiago para encontrar en cada encrucijada maravillas arquitectónicas, artísticas, nombres llenos de historia y remembranzas de ideas que acumulan siglos de experiencia y potencia creadora. Ni tecnológica, ni científicamente la humanidad habría progresado como lo ha hecho sin el concurso de Europa, pero sobre todo nuestra aportación es insustituible, imprescindible, en el mundo del pensamiento y la filosofía.

Posmodernidad trágica y discurso histórico

Al menos como hipótesis, podemos decir que la posmodernidad no es una mera moda intelectual, aunque haya estado de “moda”. En realidad, es un proceso. Un camino que se abre a finales del siglo XX y que nos ha llevado hasta hoy a negar, o al menos a cuestionar, los mitos, los dogmas que estructuraron el imaginario del mundo actual. Y ese camino ha sido hecho por los propios hijos de la modernidad occidental: la metafísica racionalista, la ciencia, la civilización urbana, la democracia, el sentido de la Historia, etc

Premisas para un Real Decreto en Andalucía que palíe los efectos de una perversa legislación en materia de sucesiones

…parece de Justicia que tales beneficios se apliquen con el máximo periodo de retroacción del impuesto (4 años) y se instrumenten medidas que palíen los efectos de una perversa legislación en los contribuyentes más débiles (por razón de discapacidad, dependencia, renta per capita familiar, condición de familia numerosa, desempleo o, edad…

“¡Moderno, que eres un moderno!”

¿Qué quiere decir exactamente el irritado taxista madrileño cuando con manifiesta voluntad reprobatoria llama nada menos que “moderno” a Rivera? ¿Es este un exabrupto improvisado y espontáneo, fruto del azoramiento y la tensión del momento o, por el contrario, es consecuencia de una percepción algo más estructurada y reflexiva, dotada de mayor contenido?

Podemos y el Sistema

Podemos es un partido que pretende ser antisistema pero que vive muy cómodamente en el sistema. Y es que las soluciones a la crisis del régimen del 78 no se alejan mucho de los virajes turnistas de finales del SXIX. En aquella ocasión, las élites burguesas del Estado encabezadas por la monarquía Borbónica, pusieron en marcha un modelo basado en la alternancia de dos partidos, el conservador y el liberal. Así el Rey iba marcando los pasos en el desgaste de una u otra opción política.

Submarino naranja

Entre el 7 y el 10 del pasado mes de junio se celebró en la ciudad Italia de Turín la sesenta y seis reunión anual del Club Bilderberg. A esta reunión acudieron como representación española conocida la exvicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, el presidente de honor del diario “El País”, Juan Luis Cebrián, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Okupación

Son muchas las circunstancias que están produciendo el desgaste del Gobierno y hacen que las encuestas anuncien que buena parte de los españoles, incluidos los votantes del PSOE, reclamen un adelanto electoral sin concluir la legislatura. La dimisión de los distintos Ministros, su política suicida en la gestión de la inmigración, los frecuentes cambios de criterio, su sectarismo y ataques continuos a la libertad de expresión, su dependencia de los votos de Bildu, ERC, PDeCAT y demás partidos separatistas en el Congreso, y su gestión del Golpe de Estado en Cataluña, hacen insostenible esta posición por muchos meses al frente del Ejecutivo.

Pacto mundial sobre migración

La conferencia de Marrakech donde se ha ratificado El Pacto Mundial para Migraciones Seguras, Ordenadas y Regulares estuvo presidida por Louise Arbour, la enviada especial de la ONU para la migración internacional y antigua presidente de el International Crisis ‎Group, ONG financiada por el especulador mundialista George Soros. El acuerdo tiene su origen en el apéndice 2 de la Declaración de Nueva York sobre los Refugiados y ‎Migrantes de 2016, y fue preparado bajo la dirección de Peter Sutherland, administrador que fue del llamado Club de Bilderberg antes de su fallecimiento a principios de 2018. ‎

Brexit

El conflicto por el Brexit ha pasado de ser un problema europeo por cuestiones economicistas a convertirse en un plebiscito por la identidad, la propia esencia de la democracia y la seguridad jurídica de la que ella se deriva. A pesar de perder una votación con una participación superior al 70% de los votantes registrados, los amigos de la burodictadura europea buscan toda clase de artimañas para frenar la voluntad mayoritaria del pueblo británico.

El fin de la “excepción española”

España ya no es tan excepcional como hasta hace poco proclamaba el Real Instituto Elcano. Las elecciones andaluzas han cristalizado el desembarco de una opción antimundialista en las instituciones. Ante las graves consecuencias sociales de la crisis económica de 2008, con altas tasas de paro, desigualdad y pobreza que ha generado el elevado ritmo del aumento de la inmigración en España, y las continuadas tensiones territoriales centrifugas que atraviesa la nación, era sorprendente que no hubiera prosperado ningún movimiento euroescéptico y antiinmigración.

¿Gibraltar europeo?

Que la Unión Europea acepte que exista una colonia dentro de sus fronteras desmonta todo ese discurso tan digno que los señores de Bruselas y los pomposos políticos españoles nos llevan vendiendo durante lustros, porque al final, lo que verdaderamente interesa en esa Europa tan moderna y estupenda en la que nos quieren diluir son el dinero y los negocios.

La independencia de la justicia

En “El espíritu de las leyes”, Montesquieu, establece el poder como función y como órgano y nos enuncia la distinción de los tres poderes fundamentales del estado: ejecutivo, legislativo y judicial. Y como medio de alcanzar la libertad individual, “para que uno no pueda abusar del poder, es necesario que, mediante la disposición de las cosas, el poder detenga el poder”, establece la independencia en origen de cada uno de esos poderes con el fin de que solo puedan ejercer sus propias funciones.

Stop Halloween

Halloween es una expresión extrema de la colonización cultural estadounidense. A pesar de pretender articular una presunta tradición de origen celta, el Halloween actual como tantos otros productos made in USA, tiene mucho más de merchandising y subcultura mainstream que de un remoto origen irlandés. La consecuencia de pasar por la trituradora cultural yanqui cualquier manifestación popular europea.

Cambio de hora

En el siglo XIX cada provincia española tenia una hora diferente dependiendo de sus coordenadas, siendo el meridiano de Madrid situado a 3 grados y 41 minutos al oeste quien marcaba la hora de nuestro país. Era una época en el que el nacimiento del sol imponía las costumbres horarias de las distintas provincias españolas.

La política migratoria: una cuestión de Estado

El objetivo del presente ensayo es el de analizar el fenómeno de los procesos migratorios internacionales teniendo en cuenta causas y efectos económicos, dada la importancia e incidencia que tienen sobre estos factores de manera directa o indirecta. Centraremos el análisis en el caso español en la actualidad, como país receptor, concretando sus consecuencias específicas.

Fronteras seguras… ¡¡¡Ya!!!

Nuestras fronteras en el sur deben de ser seguras y disuasorias, siendo imprescindible dotar a lo cuerpos de seguridad del Estado de los medios materiales y humanos necesarios para cumplir con su función en un marco que garantice seguridad y eficacia. También resulta imperativo el cierre inmediato de los polígonos anexos a la frontera y el fin del porteo como solución al caos fronterizo.

La invasión comienza en Libia

Durante el verano de 2018 estamos siendo espectadores silenciosos de las consecuencias del delirante proceso de descomposición de los “estados pantalla” de Oriente Medio. Y es que desde el derrocamiento de Muamar el Gadafi en Libia a manos de la OTAN por el control de sus recursos petrolíferos, y de Francia por los intereses personales de Nicolas Sarkozy, hemos pasado a una Libia dividida entre el este y el oeste, implosionada por la existencia de decenas de milicias que operan como reinos de taifas y plagada de mafias que se lucran con el tráfico de migrantes.

PP: Partido ¿Podrido?

La descomposición interna del PP tras la Moción de Censura que los ha desalojado del Gobierno de España no se ha hecho esperar. Ya durante las sesiones en el Congreso las caras de duelo en el banco azul resultaban reveladoras del estado de ánimo que reinaba entre las huestes del partido de la gaviota. Rostros desencajados y expresiones faciales entre atribuladas y desconcertadas, una especie de “esto no puede estar pasándonos a nosotros”. Pero sí, les estaba pasando a ellos; ¡y con razón!

Un gobierno en la luna

Pudiera parecer que el título de esta Editorial proviene directamente del chiste fácil derivado de la presencia de un astronauta en la nómina ministerial. No ocultaremos que la chanza resulta recurrente por lo insólito del caso. Pero a fuer de sinceros, como iremos comprobando a lo largo de estas líneas, la apelación a la luna tiene bastante más que ver, en sentido metafórico, con la “desubicación” y las palpables contradicciones internas, inherentes a un equipo gubernamental gestado con la idea fija de “agradar a todos”.

El enterrador enterrado

Tenía que suceder y sucedió. En política es imposible sobrevivir instalado permanentemente en la galbana, en la indolencia, en la cobardía. De esta guisa ha transitado al frente del Gobierno de España M. Rajoy, al que desde esta misma tribuna bautizamos como “el Enterrador”, por su calamitosa actuación en la gestión de la crisis abierta en Cataluña. Con todos los resortes del Poder a su disposición, es difícil “hacer menos” y “hacerlo peor”…

Medidas de urgente aplicación en la política agraria española. La política agraria: una cuestión de Estado

Los agricultores garantizan el suministro estable de alimentos, producidos de manera sostenible y a precios asequibles, a más de 46 millones de españoles. La política agrícola de España y por extensión de la Unión Europea debería garantizar un nivel de vida digno para los agricultores al mismo tiempo que establecer requisitos sobre salud y bienestar de los animales, defensa del medio ambiente y de seguridad alimentaria. El desarrollo rural sostenible debe completar el engranaje de la política agrícola común de la Unión Europea.

Montoro, el amigo de “El Enterrador”

El Gobierno y el partido de “El Enterrador” nos tenían acostumbrados a multitud de experiencias religiosas unidas a la prevaricación, la corrupción, la falta de decisión política, el atraco a los ciudadanos con su presión fiscal, recortes sociales, falta de sentido de Estado, incompetencia intelectual generalizada entre sus acólitos… Sin embargo, el Ministro Montoro ha transgredido las líneas rojas de la desfachatez con sus declaraciones en la última entrevista concedida a el diario “El Mundo”.

La abolición de la Asamblea Constituyente (I)

Los liberales rusos pensaban en la Asamblea Constituyente como la garantía para la formación de un parlamento perfecto. A la Asamblea Constituyente se le asignaba la tarea de determinar en forma parlamentaria democrática el futuro gobierno de Rusia. La Asamblea Constituyente era el procedimiento democrático habitual para que se redactase una nueva constitución, o al menos así había sido en las democracias occidentales.

¿ Y ahora qué?. Cataluña: De la galbana al gatopardismo ( II )

Si algunas características definitorias pueden atribuirse en una primera aproximación “analítica” al Gobierno de M. Rajoy, son estas: su vacuidad ideológica, su imagen tenebrosa y la instintiva y espontánea antipatía que suscitan sus miembros sin excepción. Más que nunca, un gabinete confeccionado a imagen y semejanza de M. Rajoy. Todo un compendio de eso que se ha dado en llamar “marianismo”, difícil de superar.

¿Y ahora qué?. Cataluña: de la galbana al gatopardismo ( I )

España continúa instalada en el “bucle”. Aquí los problemas ni se afrontan, ni se resuelven: se pudren. Y al pudrirse, como por ensalmo, se “olvidan”; los políticos, los llamados “agentes sociales” y la mediocracia hacen ver que aquello que ocurrió, en realidad no llegó a suceder tal y como lo percibimos. Son las “reglas” del Sistema, pensadas para provocar una desmovilización permanente, o en caso de necesidad, una movilización de baja intensidad, controlada y teledirigida, con freno y marcha atrás….

¡Quiero votar la independencia de Tennessee!

Son muchos los acontecimientos que han sucedido en los últimos meses en esa parte de España que es la región catalana. Cada día nos levantamos y nos acostamos con nuevas noticias, y como si nuestra vida fuera ya formateada por un programa informático o televisivo, al modo del cinematográfico “El show de Truman”, la frontera entre lo virtual y lo que no lo es, entre las apariencias falaces y las veraces, es cada vez más indiscernible. Pues hemos asistido a un intento de secesión, por parte de los gobernantes de la Generalidad catalana, orquestado desde un “Matrix” que se viene fraguando desde los años ochenta.

Entrevista exclusiva con Cristina Martín Jiménez

Vamos a conversar con una periodista sevillana,Cristina Martín Jiménez, que se ha atrevido a indagar sobre el lado oscuro del poder. Esa percepción que tenemos que algo mueve los hilos del mundo pero no llegamos a saber que es. Algo que nos quieren ocultar pero que intuimos que existe.
Cristina nos recibe con su franca sonrisa , sus trasparentes ojos azules y el gracejo sevillano que en seguida hace que podamos hablar de forma distendida. Su semblante se vuelve serio encuentro entramos en el asunto, los amos del mundo, que es también el titulo de su último libro.

155 Y Régimen Del 78: Lo que la verdad esconde

El golpe de Estado secesionista perpetrado en Cataluña nos sitúa en un escenario insólito, con unos golpistas autoinvestidos de una pretendida “hiperlegitimidad” que les viene conferida por un relato fantasioso y radicalmente falso, (repetido hasta la saciedad durante los últimos cuarenta años), trufado de imaginarias y espectrales identidades “nacionales” y una retahíla de agravios, vejaciones y ultrajes igualmente ficticios e inverosímiles. Enfrente, el Gobierno de España, manifiestamente incapaz de oponer un relato “propio”,

Posmodernia ante el 1-O

Los acontecimientos que se vienen sucediendo durante los últimos días en Cataluña constituyen un golpe de Estado. Llamemos a las cosas por su nombre. Porque golpe de Estado es la subversión de un orden establecido y su “sustitución” por otro de distinta condición. Y eso es exactamente lo que se pretende.

No es independentismo (estúpidos) … es nihilismo

No era mi intención levantar la pluma (metafóricamente hablando), pero me toca abajar las manos al teclado (literalmente hablando). Me había propuesto sólo tocar temas de reflexión sobre cuestiones de fondo, pausadas y sin dejarme arremolinar por los acontecimientos. Pero la historia muchas veces te sobrepasa con una avalancha de acaecimientos; y si no quieres verte superado debes plantarte como una estaca, mejor dicho como un roble, y reflexionar sobre lo que hace temblar un suelo que muchos creían firme y fácil de domeñar.

Más allá de la barbarie

Cadáveres y cuerpos mutilados y ensangrentados esparcidos sobre el pavimento de Las Ramblas. Dolor, rabia, terror: ¡barbarie!. Se escenifica una vez más, el espectáculo macabro y aberrante del ataque cobarde de unos hijos de perra contra una multitud desprevenida e indefensa. La imagen de una criatura inocente tendida inerte, golpea con inusitada violencia nuestra retina, nuestra mente, nuestro consternado corazón. Algo se remueve en nuestro interior pidiéndonos, más aún, exigiéndonos justa represalia. Se agitan los instintos primarios y se activa la natural reacción de devolver el golpe. Pero…

EE.UU.: el Imperio mesiánico

El antiamericanismo, en su forma ideológica, aparece ya en los primeros movimientos de la derecha radical y revolucionaria. Lo encontramos en Julius Evola, en los pensadores de la Revolución Conservadora alemana, como Heidegger, Niekisch o Moeller van den Bruck, así como en los no-conformistas franceses de los años treinta del pasado siglo. En este contexto cabe situar Le cancer américain (1931), de Robert Aron y Arnaud Dandieu, miembros de Ordre Nouveau, en el que hacen una llamada a combatir el “cáncer americano”, una enfermedad del espíritu yanqui dominado por el racionalismo y la abstracción, frente a las realidades concretas que caracterizan el pensamiento europeo.

El multiculturalismo: una estrategia de dominación cultural y política (1)

Edgar Morin, en su obra, La vía para el futuro de la humanidad, utiliza el adagio latino Sparsa colligo, (“reúno lo disperso”), para presentar un modelo posdemocrático de organización social, donde lo plural y lo universal deben quedar reconciliados. Como imitando el lema del dólar norteamericano “E pluribus unum” (“de muchos, uno”), o el de la Unión Europea, “in varietate concordia”, parece que la intelectualidad occidental…

Houellebecq, de maldito a maldecido

Decía Óscar Wilde que, para un escritor, la manera más segura de fracasar es obsesionarse por gustar a todo el mundo. Justo lo contrario de lo que lleva haciendo durante bastantes décadas el inclasificable Michel Houellebecq, sin duda el novelista contemporáneo más contestado (a menudo odiado), y el autor francés de mayor éxito en la actualidad. Sus libros se venden por centenares de miles, se traducen a decenas de idiomas y reciben distinciones y premios en muchos países. El último de estos sonados laureles le fue otorgado por su novela El mapa y el territorio, premio Goncourt 2010.

La identidad europea

Desde que se sentaron las bases de la Unión Europea se ha venido hablando, casi obsesivamente, de la “construcción de Europa”, y desde los nuevos tratados cooperativos, de la “integración de Europa” y de la “ampliación de Europa”, pero rara vez oímos la expresión “pensar Europa”, por adoptar la fórmula utilizada por Edgar Morin en su famoso libro (Penser l´Europe): «fue necesaria la muerte de Europa en los tiempos modernos para que hubiera un primer deseo de nacimiento europeo».

Top