Artículos de este autor: Diego Fusaro

Gastronómicamente correcto. McDonald´s y la mundialización a la mesa. Diego Fusaro

Gastronómicamente correcto. McDonald´s y la mundialización a la mesa

Gastronómicamente correcto. McDonald´s y la mundialización a la mesa

La identidad gastronómica se declina en plural, ya que son muchas las tradiciones a la mesa y cada una existe en el constante nexo de mixtura e hibridación con las demás. Cada identidad existe, en sí misma, como resultado nunca definitivo de un proceso por el cual se entrelaza o -para permanecer en el campo de las metáforas culinarias- se mezcla con las otras.

Recordar quiénes somos. Identidad y Tradición para resistir al Globalismo. Diego Fusaro

Recordar quiénes somos. Identidad y Tradición para resistir al Globalismo

En el tiempo de la «noche del mundo» prevalecen, como horizonte único, visiones del ser instaladas en un realismo ingenuo y anegado de altas dosis ideológicas, que disuelven lo posible en lo existente. La ontología impuesta, la funcional a la clase dominante, está centrada en la intransformabilidad del orden de las cosas y, al mismo tiempo, en el primado del hacer técnico, que instrumentaliza los entes con vistas al aumento infinito de la voluntad de poder.

El Estado gerencial neoliberal y las Organizaciones No Gubernamentales (ONG). Diego Fusaro

El Estado gerencial neoliberal y las Organizaciones No Gubernamentales (ONG)

Las Organizaciones No Gubernamentales, en realidad, reclaman desde abajo y desde la «sociedad civil» las «conquistas de la civilización», los «derechos» y los «valores» establecidos desde arriba por los Señores del mundialismo nivelador que «per sé fuoro» (Inferno, III, v. 39), los nuevos conquistadores financieros y los custodios del gran business del mercado supranacional bajo la hegemonía de la especulación capitalista privada.

1968 y 1989: las dos fechas fundamentales del Turbocapitalismo. Diego Fusaro

1968 y 1989: las dos fechas fundamentales del Turbocapitalismo

El capitalismo supera dialécticamente las reivindicaciones antagonistas del proletariado (lucha de clases, espíritu de escisión, organizaciones partidistas, pasión revolucionaria); y lo hace anestesiando su conciencia en un sentido consumista, pero también «economicizando» el conflicto (desde los años setenta, el proletariado lucha por conseguir salarios más altos y no por superar el modo de producción, metabolizando así la ideología del capital como horizonte ineluctable).

Fin de la Derecha y la Izquierda, triunfo del Turbocapitalismo. Diego Fusaro

Fin de la Derecha y la Izquierda, triunfo del Turbocapitalismo

el tránsito hacia la nueva figura del capitalismo absoluto-totalitario se desarrolla a lo largo de una trayectoria que nos acompaña desde 1968 hasta el nuevo Milenio, atravesando la fecha epochemachend de 1989. De hecho, desde 1968 hasta hoy, el capitalismo ha «superado» (aufgehoben) dialécticamente la contradicción que él mismo había provocado en la fase antitético-dialéctica

¿Por qué el capitalismo prefiere hoy a la Izquierda?. Diego Fusaro

¿Por qué el capitalismo prefiere hoy a la Izquierda?

Hoy, el turbocapital posburgués de la globalización, del free market y el free desire, en la fase absoluto-totalitaria, prefiere la cultura de la izquierda, con su celebración de la desregulación antropológica y de la openness ilimitada del imaginario y de las fronteras reales, con su dogmática de la desoberanización de los Estados y la deconstrucción falsamente rebelde de las normas viejoburguesas.

“¡No tendréis otra sociedad que ésta!”. La Teología neoliberal. Diego Fusaro

“¡No tendréis otra sociedad que ésta!”. La Teología neoliberal

El carácter teológico del nuevo ordo oeconomicus se muestra claramente en la imposición que realiza de sí mismo como un horizonte irrefutable e irredimible, como totalidad objetivamente dada, insuperable aunque sólo sea a nivel simbólico. Nos convierte a todos en seguidores de un culto sin dogmática, de un encantamiento fetichista y de una religión omnipresente en la vida cotidiana, cuyo dominio se extiende «así en la Tierra como en el Cielo».

Tierra y Mar. La Globalización como reino fluido. Diego Fusaro

Tierra y Mar. La Globalización como reino fluido

Incontrolado e incontrolable, el mar es el reino de la desmesura y la transitoriedad universal, del nomadismo pirata y del vagabundeo incontenible: «en el mar no es posible sembrar y ni siquiera cavar líneas rectas. Las naves que surcan el mar no dejan tras de sí ninguna huella”. Las estelas que al navegar se dibujan en el mar desaparecen casi instantáneamente, sin trasladarse al futuro. Son, precisamente por esto, el símbolo de la fugacidad universal de la sociedad líquida global.

Globalización neoliberal, una nueva fe religiosa. Diego Fusaro

Globalización neoliberal, una nueva fe religiosa

La globalización se muestra entonces, como una «concepción del mundo», es decir, como un sistema articulado y omnicomprensivo, porque se ha venido estructurando bajo la forma de una perspectiva unitaria y sistemática, centrada en el cosmopolitismo desnacionalizante y en la eliminación de toda limitación material e inmaterial a la libre circulación de mercancías y personas mercadizadas, a los flujos de capital financiero líquido y a la extensión infinita de los intereses competitivos de las clases dominantes.

Tierra de los arraigos contra Mar de las finanzas. Diego Fusaro

Tierra de los arraigos contra Mar de las finanzas

La sociedad actual se presenta como “líquida”, cuando no como “aeriforme”, según el diagnóstico de Berman acerca de la moderna disolución en el aire de las formas estables. Esto depende eminentemente del hecho de que en ella no hay realidad que se sustraiga a la cualidad que distingue a los líquidos, que es la adaptabilidad al recipiente que los alberga y, por tanto, la asunción de las formas que les son conferidas en cada momento.

La dictadura de la plutocracia financiera. Diego Fusaro

La dictadura de la plutocracia financiera

Derecha e izquierda neoliberales aplican hoy las mismas recetas económicas y sociales. Y estas últimas ya no son fruto de la negociación política democrática, pues ha desaparecido la soberanía económica y monetaria de los Estados nacionales soberanos. Por tanto, las recetas vienen impuestas autocráticamente desde instituciones financieras supranacionales, que a su vez no están legitimadas democráticamente (BCE, FMI, etc.).

Lifestyle-Linke: la izquierda de los estilos de vida mercadizados. Diego Fusaro

Lifestyle-Linke: la izquierda de los estilos de vida mercadizados

Fenómenos como el orgullo gay son presentados por el orden del discurso como momentos imprescindibles de emancipación de un patriarcado residual y homófobo. En realidad, son simples manifestaciones de adaptación social al american way of life del capitalismo posmoderno, completadas con la sustitución de la lucha de clases por un conflicto de género y “gustos sexuales” que es, por definición, interclasista y, por lo tanto, funcional al mantenimiento del orden dominante.

Rómulo y Remo. O la importancia sagrada de la frontera. Diego Fusaro

Rómulo y Remo. O la importancia sagrada de la frontera

La propia globalización bien podría concebirse como la neutralización de las diferencias e identidades, y como el tránsito de todo el planeta hacia lo neutro global, sin fronteras materiales o inmateriales, nacionales o identitarias. Es la venganza post-mortem de Remo y de su pulsión por la invasión, por la neutralización de los límites que hacen diferente a una identidad de otra.

Derecha azulina e Izquierda fucsia. Diego Fusaro

Derecha azulina e Izquierda fucsia, las dos alas del águila neoliberal

Según la nada lineal trayectoria que conecta 1968 con el nuevo Milenio, la izquierda encuentra ahora su tono, ya no en el rojo de la pasión utópica, sino en el fucsia de las reivindicaciones sectoriales en el terreno del capitalismo. Encuentra su símbolo de referencia, ya no en la “hoz y el martillo” del trabajo y su redención anticapitalista, sino en el arco iris de los caprichos de consumo individual para las clases privilegiadas, tras los cuales se esconde y legitima el gris de la cosificación capitalista.

Neoliberalismo. O del gobernar para los mercados. Diego Fusaro

Neoliberalismo. O del gobernar para los mercados

El fundamento del turbocapitalismo concuerda con la visión neoliberal que Foucault condensaba en la fórmula del gobierno no “de los mercados”, sino “para los mercados”. Con el lenguaje de Von Hayek, el gobierno y el Estado tienen propiamente un solo cometido, que no es el de «producir determinados servicios o bienes para el consumo de los ciudadanos, sino más bien el de controlar que el mecanismo que regula la producción de bienes y servicios se mantenga en funcionamiento».

Resiliencia, una palabra del Poder. Diego Fusaro

Resiliencia, una palabra del Poder

Un fantasma recorre las ruinas de la civilización tecnomorfa y pantoclástica: es el nuevo espécimen del homo resiliens. Liberado de los remordimientos de la conciencia infeliz y satisfecho por la miseria del presente cosificado, el «último hombre» dedicado a la resiliencia no conoce nada grande por lo que luchar y en lo que creer, por lo que esforzarse y en lo que esperar.

La profecía de Pasolini. Diego Fusaro

¿El Cristianismo se ha evaporado en la civilización de consumo? La profecía de Pasolini

Pasolini, con su habitual mirada profética, fue de los primeros en descifrar con lucidez el alcance real del cambio telúrico que atravesaba la sociedad ab imis fundamentis. Señaladamente, al entender cómo la sociedad de consumo no sólo no estaba fundada sobre el cristianismo, sino que debía anularlo para poder imponerse ella misma como la única religión permitida.

Más allá de la derecha y la izquierda. Diego Fúsaro

Más allá de la derecha y la izquierda. Contra la oligarquía financiera

Como Nietzsche tuvo el coraje de aventurarse jenseits von Gut und Böse, “más allá del bien y del mal”, así el desafío teórico-práctico de nuestro tiempo coincide con la voluntad y la capacidad de impulsarse “más allá de la derecha y de la izquierda”. Por encima de la agorafobia intelectual y política, y superando la fidelidad nostálgica a mapas conceptuales y símbolos identitarios incapaces de arrojar luz sobre el presente, deben prevalecer el coraje teórico y la pasión creativa, capaces de recategorizar la realidad sobre nuevas bases cognitivas y teorizar nuevos escenarios desde la filosofía política.

"Dios ha muerto". Nietzsche, Heidegger y el tiempo del relativismo absoluto. Diego Fusaro

«Dios ha muerto»

La fenomenología nietzscheana de la muerte de Dios alude a la cancelación de todo el horizonte de sentido en torno al cual se orientaba la civilización occidental, ahora a merced de una «eterna caída» y una «nada infinita» que la lleva a la ruina sin referencias, sin valores y en un “espacio vacío”: “¿todavía existen un arriba y un abajo?” o, más en general, ¿un sólido punto de referencia para orientarse en los espacios de Babel del mundo desdivinizado y desprovisto de fundamentos?.

¿Por qué el turbocapitalismo quiere descristianizar occidente?. Diego Fusaro

¿Por qué el turbocapitalismo quiere descristianizar occidente?

La globalización le pide al cristianismo, sic et simpliciter, continuar existiendo renunciando a su ser y deviniendo parte integrante del mismo proyecto de la globalización fundada sobre el fanatismo del libre mercado. Y cuando se dan tentativas de sustraerse a este destino, recuperando el espíritu de la trascendencia y de lo sagrado, de la tradición y de lo divino, como ocurrió en el breve pero heroico pontificado de Ratzinger, el desencuentro entre cristianismo y capitalismo se vuelve irreconciliable.

Top