Artículos de este autor: José Javier Esparza

Pavana por una izquierda difunta. José Javier Esparza

Pavana por una izquierda difunta

Pavana por una izquierda difunta

¿qué es lo que hoy tenemos delante? ¿Qué es esta izquierda que se alinea con la plutocracia transnacional, que confraterniza con el Islam, que predica la sumisión al orden establecido por la finanza global, que se entusiasma con un oligarca de Pensilvania, que se inclina ante Soros, que abre las fronteras a la mano de obra extranjera y se desentiende de los trabajadores de aquí, que esgrime una vacuna en vez de una bandera roja, que eleva la voluntad individual por encima de cualquier interés colectivo, que lleva casi cuarenta años sin plantear una reivindicación de clase, que predica desde platós de televisión donde se embrutece al pueblo, que sacrifica la vida del campesino a los derechos de los animales, que…?

Franco y el National Tontographic: análisis de una fabulación, y II. José Javier Esparza

Franco y el National Tontographic: análisis de una fabulación, y II

El jefe de National Geographic es un señor que se llama Gary Knell, que dirigió durante muchos años la productora de Barrio Sésamo y que es miembro del Council of Foreign Relations, célebre think-tank vinculado a los Rockefeller y enteramente consagrado desde hace un siglo a proveer de munición intelectual a la política exterior norteamericana y a eso que se llama “gobernanza global”. Quizá sólo sea casualidad que el tono general de los documentales históricos de National Geographic transmita siempre, siempre, la idea de la culpabilidad europea en todos los males del mundo.

Franco y el National Tontographic: análisis de una fabulación

Franco y el National Tontographic: análisis de una fabulación, I

Hace algunas semanas vi un documental de National Geographic sobre Franco, dentro de su serie “Dictadores”. Acababan de pasar en ese canal uno sobre Mussolini bastante simplón, pero aceptable, cuando anunciaron este de Franco, así que me quedé a verlo. Empecé perplejo, continué indignado y terminé desternillado de la risa, porque es difícil juntar mayor cantidad de inexactitudes, mentiras, tergiversaciones y disparates.

La Era del pánico

Contra los viejos tiranos, comunistas o capitalistas o lo que fuera, pero de carne y hueso, con rostro y cuerpo, siempre cabía la insurrección personal, como aquel chino ante el tanque de la plaza de Tienanmen. Hoy ya no. El “terrorismo global”, el “cambio climático” o la “pandemia” no tienen cuerpo ni rostro. Son enemigos invisibles, fantasmas, ilusiones que no se pueden aprehender; enemigos ante los que uno ya no puede rendir heroicamente la vida.

La libertad en el Estado Mundial

Jünger reflexionó incesantemente sobre la libertad, en particular sobre la libertad personal. Lo hizo al mismo tiempo que expresaba su convicción de que la humanidad caminaba hacia formas de organización colectiva cada vez más férreas y hasta asfixiantes. Esas formas de organización, vistas desde la perspectiva jüngeriana, revestían en los años 30 los colores del mundo del Trabajador y en los años 50 se manifestaron cada vez más como Estado Mundial, que en realidad son dos fases distintas del mismo proceso.

Top