Artículos de este autor: José Alsina Calvés

¡Pim, pam, pum¡ :disparen al monigote

¡Pim, pam, pum¡ :disparen al monigote

La Sra. Calviño es peligrosa, no por ser “comunista”, evidentemente, sino por ser la representante del mundialismo y la delegada de la UE para controlar al gobierno de España. Esta UE, tan preocupada por las derivas “populistas” de Polonia o de Hungría, o, en su momento, por el gobierno de Salvini en Italia, no se preocupo lo más mínimo por el gobierno de Sánchez…

Reseña de “Mitos actuales al descubierto”

Mitos actuales al descubierto es un libro antisistema, muchísimo más que No Logode Naomi Klein o cualquier otra obra con pretensiones revolucionarias escrita desde la izquierda. De forma sistemática los mitos de la posmodernidad son repasados y “deconstruidos” a partir de un método que nos recuerda un poco a Foucault, Deleuze o Derrida, pero con mayor claridad expositiva

La dimension colectiva del Dasein

Lo que para el liberalismo es el individuo, para el marxismo es la clase social y para el neoliberalismo el “postindividuo”, es decir, el sujeto sobre el que pivota una teoría política, para la Cuarta Teoría Política (en adelante CTP) lo es el Dasein. El Dasein es, según Heidegger, el ser humano entendido como “ser-ahí”, como único ente capaz de “preguntar por el ser” y que es a la vez ser-en-el-mundo, ser-en-el-tiempo y ser-con-los otros.

Algunas reflexiones sobre la actual crisis del coronavirus

la enseñanza más importante de esta crisis es haber puesto en manifiesto la autentica catadura moral de los dirigentes separatistas de Cataluña. Los que ya los conocíamos ya sabíamos como eran: supremacistas, fanáticos, intolerantes, insolidarios y estúpidos. En plena crisis se han puesto en evidencia, ya nadie puede tener dudas. Desde el miserable tuit de la Ponsatí, riéndose de los fallecidos en Madrid, hasta la actitud oportunista de Torra, nos revelan como son realmente.

Gobierno Sánchez-Podemos: ¿Frente popular o sumisión al mundialismo?

Lo peor de este gobierno no va a ser su supuesto “comunismo”, sino el pacto con los separatistas catalanes y vascos. La impunidad de los golpistas y el deterioro (¡aún más¡) de lo poco que queda de la soberanía española son las consecuencias más previsibles. El pacto podría haber sido evitado por la derecha liberal (PP y C’s), pero no lo han hecho. Su argumento es que no podían apoyar, ni por pasiva, a un gobierno del “frente popular” (¿Ya no es vigente la frase de Calvo Sotelo “antes una España roja que una España rota”? parece ser que no).

Los nuevos “Euroescepticos”

Muchos, que hasta hace poco babeaban ante la banderita azul, empiezan a darse cuenta de los mucho que nos quieren. No se dieron cuenta cuando al entrar en el entonces Mercado Común, nos obligaron a desmantelar nuestro tejido industrial. Tampoco se dieron cuenta cuando desde la UE y el FMI nos impusieron unas políticas de austeridad económica que han supuesto la destrucción de las clases medias y la entrada en la pobreza de millones de españoles. Tampoco cuando nos impusieron cuotas de inmigración, ni siquiera cuando nos obligaron a cambiar la Constitución

Top