Artículos de este autor: Jesús Cotta Lobato

Maniqueísmo ideológico: a la calle, que el coche es mío. Jesús Cotta Lobato

Maniqueísmo ideológico: a la calle, que el coche es mío

Maniqueísmo ideológico: a la calle, que el coche es mío

…había algo feo e indigno en el hecho de que la alta experiencia de la fusión erótica que humaniza y enlaza a los amantes se lograse por dinero, y no por algo más noble, como el amor o la atracción, con su chispa y su aquel, y que si salía algo bueno de ahí no era mérito del sexo pagado, sino del corazón humano, sediento de alegría y afecto, incluso en el peor de los contextos.

Macho, varón, caballero. Hembra, mujer, dama.

Las diferencias de gusto y actitud entre hombres y mujeres no tienen por qué ser, pues, una imposición sexista, sino el reflejo inevitable que cada cultura hace, a su modo, de las numerosas e inevitables diferencias naturales entre los sexos. El único sexismo impuesto es la desigualdad ante la ley (por ejemplo, las leyes que en algunos países impiden a una mujer disponer de su patrimonio y la actual ley de violencia de género en España que por idéntico delito castiga al hombre más que a la mujer).

Top