Los nacimientos en Galicia se redujeron en 2018

Los nacimientos en Galicia se redujeron en 2018 como en los durísimos tiempos de la guerra civil, naciendo muchos menos bebés gallegos que entonces (!!!). En media anual, entre 1936 y 1939, los nacimientos cayeron en Galicia un 11,3%. En 2018 el descenso fue del 10,3% en total, y del 11,5% en el caso de los hijos de mujeres con nacionalidad española. Y si en media anual 1937-1938-1939 hubo casi 48.000 nacimientos en Galicia, en 2018 solo fueron 16.550 en total, y 15.118 de madre española. Entonces, Galicia tenía unos 200.000 habitantes menos (unos 100.000 menos sin contar extranjeros) que ahora. Sin irnos tan lejos en la comparación, en 2018 nacieron solo un tercio del número de niños gallegos alumbrados en 1976. ¿Cómo hemos llegado a tal nivel de degradación de la salud de la familia y las perspectivas demográficas de futuro en Galicia (y en Asturias, Castilla y León, Canarias, Cantabria, el País Vasco, Aragón… Y décima arriba o abajo en fecundidad, en casi toda España), sin que se haya reaccionado desde la política, la intelectualidad, los medios y la sociedad civil como merecía la bajísima natalidad que lleva casi cuatro décadas socavando los fundamentos humanos de Galicia y casi toda España? Solo muy recientemente se ha empezado a reaccionar un poquito, con algunas medidas ineficaces que no han dado resultados. O hacemos de la recuperación de la natalidad una primerísima prioridad de la sociedad gallega y española, y nos tomamos el tema muy en serio, o el hundimiento demográfico será más y más profundo.

Si multiplicamos los nacimientos por la esperanza de vida nos sale más o menos hacia qué tamaño tendería una determinada población, si no hubiera flujos migratorios externos netos ni variase la esperanza de vida. Con los nacimientos de 2018, Galicia tendería a perder a la larga algo más del 50% de su población actual. Pero como cada año nacen menos “galleguiños”, esa “población tendencial” es cada vez más reducida. A nivel nacional, los españoles autóctonos, por los nacimientos de 2018, tenderíamos a ser unos 23 millones nada más (ahora somos algo menos de 39 millones). Y sumando la aportaciónen en bebés de los inmigrantes, la población tendencial de España sería de 31 millones de habitantes, desde los casi 47 millones actuales. Como en Galicia, si cada año siguen naciendo menos niños que el anterior en toda España, esas “poblaciones tendenciales” serán cada año menores. Y como seguramente seguirá creciendo la esperanza de vida, el decrecimiento futuro de la población sería algo más lento, pero a cambio la que quedaría estaría aún más envejecida.

Top