Reseña de la “España en el dilema”

Título: “España en el dilema. Ante el sectarismo y la memoria histórica”

Autor: Antonio Francés de Mateo

Editorial: Real del Catorce, 2020. 711 págs


El genial Miguel Mihura definió certeramente al  rencor como la caja de caudales del odio. Desde la Transición al pueblo español se le ha venido suministrando por parte de la clase política una constante e ingente dosis de rencor, generaciones enteras han sido educadas y formadas contra lo que ha sido España en la historia y singularmente contra aquella España de Franco que cometió la osadía de derrotar el comunismo en una sangrienta guerra y también en una larga y próspera paz.

Sembrar el rencor para que la infección del odio se apodere del organismo social hasta dejarlo desquiciado e indefenso, así podría quedar descrito en términos fisiológicos lo que es el plan de la izquierda en España y que la derecha ha aceptada sin rechistar como alcabala incomoda a cambio de que la permitan disfrutar del gobierno, al menos de vez en cuando.  En buena medida todo este programa, que absorbe la acción política de la izquierda y de sus compañeros de viaje  los partidos separatistas,  se materializó en la Ley de la Memoria Histórica del año 2007. Es difícil oponerse a este ambiente tan consolidado y a una ideología prepotente tan extendida en una sociedad inerme, más para quienes la verdad y el conocimiento son razones inexcusables para dotar de sentido a la vida el libro Antonio Francés de Mateo, “España en el dilema”, es una reconfortante novedad. 

La obra que tiene por subtítulo  “ante el sectarismo y la memoria histórica” ha contado con un prologuista de renombre como es Santiago Abascal, él único político contestatario que ha surgido en los últimos treinta años, al que la lectura de este libro le habrá confirmado en algunas de sus convicciones políticas pero también, eso quiero creer, en los fundamentos de una crítica radical tanto a las izquierdas como a las derechas. 

El lector se sumergirá en una obra extensa de algo más de setecientas páginas, que es un análisis histórico del periodo que arranca en 1931 con el fin de la monarquía alfonsina y la instauración de la república que trajo la agitación y la subversión en los años 30, el nacimiento y el triunfo del fascismo, la victoria en la guerra de España, el cataclismo de la guerra  mundial y la dura postguerra que los aliados impusieron a la nación hispana, Franco con su personalidad política compleja y luego lo que llegó tras la Transición, el entreguismo de la derecha y el sectarismo de la izquierda.

Pero el libro es también un ensayo político, o de filosofía política si se entiende en un sentido amplio, que apoyándose en la historia se ocupa del fascismo y el socialismo, el liberalismo y la democracia. Al respecto hay que destacar su visión del fascismo, la gran ideología del siglo XX, alejada de la demonización inverosímil que ha impuesto la izquierda y el nuevo antifascismo, que con escasos matices también ha asumido la derecha. 

Antonio Francés ha sido notario durante casi medio siglo y haciendo honor a su profesión las páginas de su obra constituyen el acta notarial de cómo se ha realizado la falsificación de la historia referida a la República, la Guerra y el Franquismo. Y es que si en la España de 1975 no existía un estado social apto para el rencor ni si daba por tanto las condiciones para que el odio político dividiera al pueblo, salvo la exigua minoría comunista que ya lo tenía interiorizado como exigencia ideológica, la Transición y el régimen del 78 han sido para la izquierda un inmenso campo de siembra del resentimiento social y político. Por ello reconoce con tristeza el autor que en buena medida su generación ha fracasado en su propósito: “Es evidente que el esfuerzo que hicimos los hombres de esa generación española (la generación de la Transición) … ha sido estéril, no sé si ya irremediablemente, porque todo lo que hicimos para reconstruir España partiendo del olvido del pasado y el deseo de edificar una Nación mejor sin odios ni rencores, todo eso, desgraciadamente, parece que ha sido baldío”. Página 541.

Para que triunfe la mentira y la historia degenere en falsificación al servicio de la izquierda fue necesario durante los años 60 y 70 del pasado siglo la participación de los intelectuales de derechas. Este hecho que no es habitualmente reconocido es también abordado  en “España en el dilema”,  personalidades que hoy están casi olvidados pero que tuvieron un papel destacadísimo durante la Transición y antes en los años finales del franquismo son objeto de una revisión crítica por parte de Antonio Francés tales como Julián Marías, Pedro Laín Entralgo y Joaquín Ruiz-Giménez, que merecen especial atención.“España en el dilema”, libro importante y necesario, refutación contra la mentira y el sectarismo de la izquierda, una revisión histórica e ideológica que pone al descubierto la falacia de un consenso impuesto desde el poder político.

Top