Breve sobre el holodomor ucraniano

Breve sobre el holodomor ucraniano. Alberto Buela

Si la segunda guerra mundial la hubiera ganado Hitler poco y nada sabríamos de la matanza de judíos, gitanos y cristianos por parte del régimen nazi.

De esta gran matanza quedaron como únicas víctimas los judíos, quienes han monopolizado el dolor y el sufrimiento de los campos de concentración. Mientras tanto los miles de gitanos y católicos muertos, pasaron a ser una anécdota.

Pero la segunda guerra mundial la ganaron los aliados – USA, Rusia, Inglaterra y Francia – y entonces no se habló ni se permitió divulgar las matanzas provocadas por los vencedores de la guerra. 

¿A quien se le puede ocurrir hablar de la matanza de Dresde, la ciudad hospital de los alemanes, donde no había ni un tanque, que fue bombardeada impunemente por norteamericanos e ingleses provocando la muerte de 50.000 personas en 48 hs.? ¿A quien se le puede ocurrir hablar sobre las crueldades de los campos de concentración ingleses en la segunda guerra?. Tengo un amigo, Franco Gergo, quien vive actualmente en Tierra del Fuego, nacido en uno de esos campos en Nápoles.

Las matanzas del marxismo-leninismo-maoismo ( y otros ismos) desde 1917(revolución bolchevique) hasta 1989(caída de la Unión Soviética) la estima, el investigador izquierdista Stephen Courtois en El libro negro del comunismo, en cien millones de muertos. Ya son más porque China sigue matando, al menos hay unos cuantos misioneros católico-romanos muertos desde 1989 hasta acá, a causa del la protección que el régimen otorga a la Iglesia católica china (también el galicanismo llegó a China)

De estos cien millones de asesinatos corresponden al genocidio de los ucranianos de los años 1932 y 1933 una décima parte. Esto es 10 millones de muertos. Y lo paradójico es que este “holocausto” fue producido, ordenado y llevado a cabo por la troika judía de (Moissévitch Kaganovitch; Kalinine y Genrikh Iagoda) al servicio de Stalin.

La circular soviética del 22 de enero de 1933 que establece a Ucrania como un gran campo de concentración, que fue redactada por Kaganovitch, supervisada por Kalinine y firmamada por Iagoda produjo: 10.142.600 muertos ucranianos por hambre. Murieron por inanición, por privación de alimentos sumados a los trabajos forzados.

Fue en números absolutos el más grande genocidio del siglo XX. Los muertos fueron todos, absolutamente todos, ucranianos cristianos. No existe ni un solo testimonio, ni un solo caso de muerte por inanición de un ucraniano marxista o no-cristiano. Pero claro está, de esto no se habla.

Como no se habla, de los dueños de los mayores y mejores campos de Argentina (Soros, Etzain, Brofman), ni de los propietarios (Fischberg, Gueiler) de los talleres clandestinos donde mueren los bolivianos sometidos a esclavitud, ni de los dueños de las grandes cadenas de diarios y revistas, productoras cinematográficas y cadenas de televisión que todos los días y a toda hora publican y propagan un anticristianismo militante. Que como muy bien ha denunciado el periodista Vittorio Messori: “El anticatolicismo ha sustituido al antisemitismo” (20.X.04). 

Y quienes alientan y fogonean desde atrás, y persisten en forma permanente en denostar, criticar y difamar a la Iglesia, sus miembros y sus dogmas son siempre los mismos: Aquellos que a Cristo le dijeron: no.

1.- Holodomor es el término ucraniano para designar la exterminación masiva por el hambre.

Existe mucha bibliografía sobre el mayor genocidio del siglo XX, pero muy poca en español. Hay dos estudiosos muy reconocido sobre el tema: el historiador Wolodymyr Kosyk, de la universidad de Munich y el profesor Roman Serbyn de la universidad de Laval-Quebec. Se puede consultar el libro de Yves Ternon: L´Etat criminel. Les génocides au  XX siecle, París, Seuil, 1995.- 

Finalmente un raro honor, en el boletín del senado francés se publico que: Cette incontestable tragédie, également connue sous l’appellation de Holodomor,a été officiellement reconnue comme crime de lesa humanitaspar le Canada, les Etats-Unis et l’Argentine. ( JO Sénat du 20/01/2005).- 

        Postscriptum: Intercambio de opiniones con Luis Rappoport a través de Franco Gergo

De Luis Rappoport

Franco: Leí lo que me mandaste. Tiene nuestra misma preocupación sobre el destino del país. 

Sobre el resto, tengo una visión un poco distinta de las cosas. Por ejemplo, mezclar la Paz Perpetua de Kant con el ideal de progreso es sacar de contexto las cosas. 

En los detalles, me hace ruido esa responsabilidad de los hebreos en el Holodomor ucraniano. Que yo sepa, el hambre que provocó Stalín, sobre todo en Ucrania y Kazajstán, no preguntaba por religiones antes de matar a la gente. La colectivización forzada del campo fue una locura de Stalin, que defendieron y operaron Kaganovich, Molotov, el PC, el ejército rojo y la GPU (futura KGB). Y tuvo como su más fuerte opositor a Trotsky (ya exiliado) en México, A propósito: el salvajismo ruso para afanar morfi del granero ucraniano empezó con Lenín. En su época empieza la resistencia ucraniana contra los rusos, resistencia de la que participaron ucranianos sin distinción de religiones. 

Más detalles, decir que la planta de Botnia va a contaminar a lo pavo es no saber ni querer estudiar el tema. 

Te mando un abrazo 

Luis  (4/9/07)

…………………………………………………………………………………………………

De Alberto Buela

Querido Tano: Gracias por acercarle a los compañeros estas breves y elementales meditaciones. Y dado el comentario del compañero Rappoport deseo puntualizar algunas falsas observaciones de su parte. 1) La idea de Paz Perpetua en Kant está intrínsecamente vinculada a la idea liberal de progreso indefinido. Todo el texto así lo afirma, que termina con la propuesta de una república mundial. 2) Si le hace ruido la masacre de ucranianos por la troyca hebrea al servicio de Stalín, me parece muy bien. Rappoport, con seguridad argentino de origen judío, siente ese ruido. 3) Los muertos del Holodomor fueron en su inmensísima mayoría cristianos, pudo haber habido alguna excepción, de haber sido varios ya se hubiera puesto en marcha “la industria del holocausto” de la habla Noman Filkenstein. 4) Es falso que la resistencia contra la exacciones de Lenín las hayan llevado a cabo los ucranianos sin distinción de religiones. Esa resistencia fue dirigida y soportada por la oficialidad ucraniana, toda de origen cristiano. 5) Lo de Botnia no lo contesto, el tiempo lo hará. 

Paso a extenderme un poco más en la explicación del Holodomor. La masacre ucraniana al ser ejecutada exclusivamente por la troyca hebrea que en ese tiempo gobernaba Ucrania es la vergüenza y responsabilidad mayor que salpica a todo el pueblo judío en el siglo XX. Ellos que son los campeones de la atribución de las responsabilidades colectivas, a los alemanes, a la Iglesia, etc. Concepto, por otra parte, anticristiano por antonomasia. Pero se niegan a aceptarla para ellos mismos que  deberían asumir esta culpa infinita de 10 millones de cristianos mandados al bombo. Pero en cambio, te hacen como el compañero Rappoport, diluyen la responsabilidad, en frases como “el salvajismo ruso comenzó con Lenín”. 

Te mando un fuerte abrazo. Alberto Buela 

Post Scriptum: Si querés mandáselo, total el primer infundio va ser el de antisemita. Y sabés porqué?. Porque , ya lo dijo el locutor Chiche Gelblung con toda la frivolidad e impudicia que le da el poder de manejar los medios: del tema judío solo podemos hablar nosotros.

……………………………………………………………………………………………………………

De Luis Rappoport

Kant, cuando refiere a la Paz Perpetua tiene en la cabeza a Europa (y no a todo el mundo). Define las condiciones de esa paz para ese continente sangriento. La construcción de Europa supone poner en acción -esencialmente- esas condiciones. La idea de progreso indefinido es contemporánea pero no tiene que ver con ese texto. No es un ejemplo feliz del ideal de progreso indefinido, hay otros mejores. 

Vuelvo a decir que la masacre ucraniana se operó básicamente vía hambre. Sería bueno que tu amigo explique cómo hace el hambre para discriminar religiones. Probablemente piensa que la nomenklatura del PC, repartía cajas PAN especialmente a los judíos, salteándose las casas de los cristianos (?). La represión a los campesinos ucranianos para colectivizar el campo -obviamente- se dirigió a campesinos cristianos, simplemente porque los judíos no podían tener propiedad sobre la tierra, pero los millones murieron de hambre. En el PC de la URSS había judíos y de todas las religiones que se te ocurra (aunque no creo que los comunistas hayan atendido alguna religión) pero la colectivización del campo y el ensañamiento con Ucrania fue una política de Estado, organizada y defendida por ese PC, con Ejército Rojo y todo. Que averigüe lo de Lenin, lo que pasa es que en el quilombo de ese momento, cuando vio la reacción de los kulaks, dio un paso atrás en la colectivización del campo. Pero con esa primera reacción se inició la resistencia ucraniana. 

No creo que tu amigo sea antisemita, simplemente no sabe. Tampoco creo que sea una forma de argumentar decir que yo me atajaría con un antisemitismo. 

Trabajé muchos años en la industria papelera. Estuve en Finlandia. Vi los peces nadando alegremente en el agua a la salida del proceso de pulpado y blanqueo. Vi los análisis de laboratorio. Conozco las nuevas tecnologías que se van a usar en la planta uruguaya. Si vos o tu amigo quieren empezar a documentarse sobre el tema les sugiero que visiten www.ambienteydesarrollo.com.ar. Nuevamente, no sabe. 

Te mando un abrazo (vos si que te divertís barato). 

Luis (5/9/07)
…………………………………………………………………………………………………………….

De Alberto Buela

Querido Tano: me parece muy bien que cumplas con la función de Hermes, el mensajero griego o de ángel (anguelos) el mensajero cristiano y podamos con Rappoport (R) intercambiar algunas ideas sin ofendernos, porque tu función morigera los ánimos. Eso explica porqué muchas veces se a matado al cartero por el tono de la noticia que trajo. 

Yendo el grano. Primero deseo aclararle a R que él limitó su crítica a una cita la que hago sobre el genocidio ucraniano donde responsabilizo a la troyca hebrea que lo ejecutó y según consta en archivos también lo pergenió. ” De estos cien millones de asesinatos corresponden al genocidio de los ucranianos una décima parte. Esto es 10 millones de muertos. Y lo paradójico es que este “holocausto” fue producido, ordenado y llevado a cabo por la troika judía de (Moissévitch Kaganovitch; Kalinine y Genrikh Iagoda) al servicio de Stalin. La circular soviética del 22 de enero de 1933, que hace de Ucrania como un gran campo de concentración, que fue redactada por Kaganovitch, supervisada por Kalinine y firmamada por Iagoda produjo: 10.142.600 muertos ucranianos por hambre. Murieron por inanición, por privación de alimentos sumados a los trabajos forzados.” (Cfr.Le livre noir du communisme

Sin duda alguna fue, en números absolutos, el más grande genocidio del siglo XX. 

R. agrega en esta réplica que fue por hambre, chocolate por la noticia, si eso ya lo decimos nosotros en la nota de la discordia que va el pie de página y que parece ser que fue lo único que leyó R. 

Por otra parte como si fuera menor sufrimiento morir de hambre que con un tiro en la nuca o por tifus. 

Al menos R reconoce que los campesinos ucranianos eran cristianos, cosa que no eran los judíos, pero no por las razones que aduce R “no tenían acceso a la tierra”, sino porque los judíos en Ucrania como en todas partes se dedicaron al comercio y el préstamo de dinero. 

Ahora ya no, gracias en la Patria Boba, que es la Argentina actual, son los más grandes terratenientes de la pampa húmeda (Soros, Eltsain, Werthein,y tutti quanti) sino que además con “Gustavo Grobocopatel, un judio llegado de Basarabia”.(ver La Nación 14.5.07 sección 2, pág.7) han logrado monopolizar todo el negocio multimillonario de la soja. 

Pero bueno, esto no tiene nada que ver. Si los hombres son vivos que sigan currando, algún día terminará o no?. 

El error de R es sostener que los pocos judíos que había en Ucrania no eran campesinos porque los perseguían no prohibiéndoles el acceso a la tierra, cuando los judíos son históricamente un pueblo de comerciantes y prestamistas. Prueba de ello es que cuando tuvieron acceso a la tierra, hicieron trabajar a otros. Eso pasó en Estados Unidos no tan lejos en el tiempo y pasa actualmente en Argentina. Yo que trabajo en el campo, de verdad, padezco a Soros y Cía porque nos compran los terneros a 160 pesos y los revenden (feet lot de por medio) a 600 pesos. Qué hacen? Comercian en el campo y con el campo, pero no trabajan en y el campo. 

Como no me puede acusar de antisemita, porque estás vos de por medio, me dice que no sé. Me niega entidad intelectual. Cuando mientras él según sus palabras estaba en Finlandia mirando los peces que nadaban en las aguas servidas que arrojaba Botnia, yo me quemaba las pestañas estudiando Kant. Pero qué importa, si lo importante es el prejuicio con que R encaró la lectura de mi artículo (sobre el que no dice nada). Salvo que la vinculación de la idea de paz perpetua de Kant con la idea de progreso no es la correcta. Al respecto te cito, para terminar con esta parodia de hablar como un filósofo con un amateur de filósofo, el párrafo final de La Paz Perpetua: ” la idea de paz perpetua no es una fantasía vana, sino un problema que hay que ir resolviendo poco a poco, acercándonos con la mayor rapidez al fin apetecido, ya que el movimeinto del progresoha de ser, en el futuro más rápido y eficaz que en el pasado”

Observá como están vinculadas en Kant las ideas de paz perpetua y de progreso indefinido, habida cuenta que en el futuro será más rápido. 

Esto te prueba que R es un gran macaneador intelectual que no leyó absolutamente el texto de Kant y que habla por hablar. Después de esto, que siga afirmando que yo no sé. Y ante esto le contesto con el mismo Kant: ultra posse, nemo obligatur. Él R ni nadie está obligado a realizar lo imposible, y es imposible, según afirmaba mi viejo padre criollo, que burro viejo agarre trote. Un abrazo. Alberto 
………………………………………………………………………………………………………

De Luis Rappoport

Es lo que yo te decía: te estás divirtiendo barato. 

Ojo hay una idea que vendría bien repasar con tu amigo: 

Yo no creo en las responsabilidades colectivas: no creo que los turcos sean responsables del genocidio armenio, ni los alemanes del genocidio judío, ni los rusos (o los judíos en la triste interpretación de tu amigo) del genocidio ucraniano. 

Creo que las responsabilidades corren para el Estado turco (y los que lo componían en ese momento), El Estado alemán y los nazis que se lo habían adueñado), y el Estado soviético (y el PC, con sus miembros que lo conducían) en particular Stalin, Kaganovich y Cia. 

Pensar en “los hebreos” como responsables del genocidio ucraniano tendría algún sentido si hubiese habido una entidad estatal hebrea que hubiera tomado la decisión y la ejecución de semejante cosa. Aunque ese sentido sería también precario: la responsabilidad sería de “esa entidad” y sus miembros. En este caso -repito- el PC y Cía. 

Una digresión al margen: la campaña de Kaganovich en Ucrania incluyó una feroz deculturización (o rusificación). En la misma época, en Ucrania (por obra de Kaganovich) y en el resto de la URSS  por obra de Stalin, los judíos sufrieron esa misma deculturización y rusificación. 

Pensar como piensa tu amigo, equivaldría a hacer responsables a “los hebreos” por el golpe de Pinochet, ya que el ejecutor internacional de ese golpe fue Kissinger. O, desde el lado positivo, felicitar a los “hebreos” por oponerse a Stalín porque Trotzky fue su feroz oponente. Ridículo. Ni Kaganovich (ateo y alejado de cualquier marco institucional judío), ni Trotzky (idem), condenan o salvan a los judíos. A lo sumo se condenan o se salvan ellos. 

Le sugiero que repase la postura de Juan Pablo II sobre la Iglesia. En ese caso, la demonización de los judíos por deicidio fue una postura institucional de la Iglesia durante unos cuantos siglos. Por eso el Papa la reconoce, la corrige y habla de “nuestros hermanos mayores”. 

Estos conceptos absuelven y condenan también. Condenan por ejemplo al Estado en Israel y a los que tomaron y ejecutaron las decisiones de crímenes de guerra. 

Más allá de que no le veo sentido al concepto de responsabilidades colectivas. Al interior de cada sociedad, nación o cultura, no viene mal la reflexión de porque esa sociedad, en un momento dado de su historia pudo producir determinados ángeles o demonios. Esa reflexión ayuda a generar los anticuerpos necesarios para avanzar. 

Por ejemplo, los alemanes hicieron (y hacen) una profunda reflexión sobre el nazismo. Los austríacos no. Los turcos tampoco reflexionan debidamente sobre el genocidio armenio. En nuestro caso, la reflexión sobre los límites de intolerancia y transgresión a los que hemos llegamos también es precaria. 

Te mando otro abrazo 

Cuando te venís por acá para que tomemos unos vinitos? 

Luis (7/9/07)

…………………………………………………………………………………………………

De Alberto Buela

Querido Tano: Me parece muy bien y muy atinado que R no crea en las responsabilidades colectivas, a pesar que los judíos en su conjunto (claro está, él no) han acusado, responsabilizado y esquilmado al pueblo alemán por lo sucedido en la segunda guerra mundial. De la misma manera que son hoy los judíos norteamericanos con el B´nai B´rit a la cabeza, quienes inculpan a la Iglesia por los curas pedófilos en Usa. Negando el más sano principio del derecho, que el delito es privado y la responsabilidad es personal. 

Voy a ir contestando parte por parte esta tercera entrega en capítulos de R. 

Los judíos en Ucrania no sufrieron ninguna desculturalización porque nunca se integraron al destino de Ucrania como nación. Ellos vivieron y se manejaron en ghetto. Además porque los judíos en su conjunto le abrieron una carta de crédito al marxismo bochevique primero y a Stalin después. ¿Quiénes financian la revolución rusa? Los banqueros judíos=norteamericanos como Khun, Loeb, Warburg et allii. Quien puede creer el cuento que hayan sido perseguidos. Es un mito más de toda esta elaboración de mitos truchos, para engrupir a la gilada. 

Mejor que las sugerencias de R se las guarde para él y menos con el Papa de por medio. Esto es extraordinario, me hace acordar al programa de Grondona donde el rusito Rotzinger da consejo de cómo tiene que actuar el Papa: ordenar a la mujeres, dejar que se casen los curas, tolerancia absoluta y de paso, como quien no quiere la cosa afirma que Cristo es un santo más, como Gandhi o Mahoma o Sócrates. La desfachatez no tiene límites. Es así como el mundo cristiano no tiene quien lo defienda. Por eso tiene razón Vitorio Messori : hoy el anticatolicismo ha reemplazado al antisemitismo. El auténtico catolicismo está al nivel de los fumadores o los cazadores de ciervos, es lo políticamente incorrecto. 

Y entonces R dixit, a modo de un papa laico: Sugiero que repase la postura de Juan Pablo II sobre la Iglesia. Y a renglón seguido se despacha con otra zanata como la de Kant, es decir, habla una vez más por hablar, y ahí afirma desde el sillón laico de la razón bien pensante y en tanto maestro de humanidad (todos títulos que los judíos se han adueñado sin oposición alguna): “El Papa corrigió la doctrina que sostenía que los judíos son deicidas”. Cuando nunca, nadie dijo eso, y menos el Papa. No hay un solo documento del Vaticano II que afirme así semejante desatino. 

Erre, queda mejor que R, una vez más erró. Lo que se dijo fue que Erre no es responsable del martirio, crucifixión y muerte de Cristo, pero sobre él (lo crea o no, o se cague en ello) pesa la sangre del Cristo crucificado por sus mayores. Al gritar los judíos: Crucifícale, crucifícale tomaron sobre sí la culpa de tremendo acto, esos que gritaron y respondieron a Pilatos, de ahí que el texto bíblico continúe: la sangre de este justo caerá sobre su pueblo. 

Y esto no se modificó en nada y forma parte de la sana doctrina católica, lo que sí se modificó son las menciones a los judíos en todos los episodios de la pasión para, y es lógico, evitar herir susceptibilidades. Por eso en la Iglesia, y existen ordenes religiosas con expreso carisma, aun se reza por la conversión de los judíos, porque ellos ciertamente son nuestros hermanos mayores y como tal debemos respetarlos y los respetamos. Porque son los testigos y el testimonio viviente de la pasión y muerte del Salvador, según afirma bellamente San Bernardo de Claraval 

Vuelvo al texto de la carta de Erre. Como será de jodido el asunto que la reflexión de los alemanes sobre el nazismo se toma y se valora en tanto y cuanto coincide con la versión judía de la guerra. Así en el mismo momento en que un historiador de fuste como Ernst Nolte sostuvo la tesis que “los campos de concentración son consecuencia de los gulak rusos”, salieron a gritar literalmente por todo el mundo que Nolte era nazi” (abominable mentira) . No contentos con ello, fue agredido y tuvo que mudarse a Dinamarca. Te aclaro que Note es profesor emérito de la Universidad libre de Berlín. 

Respecto de los turcos, que no meditan sobre el genocidio armenio, el que les dio letra fue Simón Peres que de visita en Estambul declaró que: “el único genocidio del siglo XX ha sido el holocausto judío, lo de los armenios han sido crímenes de guerra”. Así tenés el monopolio del sufrimiento del que se han apoderado y hacen eso a diestra y siniestra. Es por eso que mencionar el Holodomor ucraniano es mentar la soga en la casa del ahorcado. Es por eso que Erre saltó como leche hervida por la brevísima nota de un artículo, cuyo texto lo pasó por alto. Leyó el artículo como leyó a Kant. Es decir, no leyó nada y si leyó comprendió menos, o no pudo comprender porque leyó prejuiciado por la breve nota al pie de página. 

Es que el problema judío no es un problema racial o cultural, es un problema teológico y exige una solución de esa índole. Y es teológico por la analogía que realizan y que está incita en su índole. La distancia infinita del judío con su Dios, el de temor y temblor de Abraham la trasnfieren a “los otros” que son vividos como amenaza. Y esto por más psicoanálisis, por más marxismo, por más liberalismo, por más dinero (que lo tienen y casi todo, el famoso mesianismo terrenal), por mas medios masivos de comunicación, por más todo, no lo pueden resolver porque es un problema de “metanoia personal” (no traduzco el término porque Erre que es un léido, como acentuaban nuestros viejos criollos, lo conoce de sobra). 

Caro Tano: Avivate frate mio. Un abraccio. Beto

Post Scriptum: Te cuento que me contaron que ayer a la noche lo leyó Alejandro Dolina por la radio y fue largamente comentado. Y hablaron de la idea fuerza del artículo: La idea de progreso, según nuestra opinión, tiene que estar vinculada a la idea de equilibrio de los efectos. Progreso en la medida en que las consecuencias o efectos del mismo se equilibran de tal forma que puedo realizar nuevos progresos sin anular los efectos del primero. De lo único que no se habló fue de esta pelotudez que fue la tesis de mi artículo, por lo que doy por terminada la polémica.

Top