El desplome de la natalidad. Asturias

El desplome de la natalidad. Asturias. Alejandro Macarrón

En el primer semestre de 2020, descontando el efecto bisiesto (un día más que en 2019), los nacimientos cayeron 4,5% respecto al año anterior, y 4,9% en el caso de las madres españolas. ¡Cada año peor, y la sociedad española no reacciona!

El acumulado es lo dramático.

En el primer semestre de 2020, en una España con 47,4 millones de habitantes -de ellos, 40,2 millones nacidos aquí-, hubo 50% menos nacimientos que en el primer semestre de 1976 (y 64% menos de madres nacidas en España), en una España con 36 millones de habitantes.

Es incomprensible que la bajísima fecundidad española, que socava a la larga la base demográfica del sistema de pensiones y la economía en general, no ocupe un lugar destacadísimo en las preocupaciones, actividades y recomendaciones del Pacto de Toledo.

En el primer semestre de 2020 perdimos por falta de nacimientos entre 1,5 y 2 veces el número de españoles que mató la pandemia de coronavirus (el abanico en las cifras se debe sobre todo a la incertidumbre que sigue habiendo en el total de víctimas reales del covid en España).

La caída de nacimientos entre el primer semestre de 1976 (últimos bebés concebidos antes de la Transición) y de 2020 acongoja, tanto en la histórica nación española como en las autodenominadas “nacionalidades históricas”. Lo de Asturias, región más infecunda de Europa, aún peor. A este paso, todas ellas van a tener mucho de históricas y muy poco de lo otro, ya que “nación” viene de “nacer”. Y Asturias, por cuna de España, sería la primera región española/europea en quedar sin población, de seguir así. ¿Qué hemos hecho tan mal para semejante desastre?

En 2019, por primera vez en siglos, menos de 5.000 nacimientos en Asturias:
-63% menos que durante la Guerra Civil
-75% menos que en 1960, cuando Asturias tenía solo un poco menos de población que ahora.
¿Tiene Asturias algún problema de fondo más importante?

Con 5.000 nacimientos y una esperanza de vida de 82 años, la población de Asturias tendería a ser de unas 400.000 personas (5.000 x 82), desde el millón y pico actual… como cada año nacen menos bebés allí, esa población tendencial será aún menor en el futuro.

En Asturias, 34% menos nacimientos en enero de 2021 (niños concebidos casi todos en abril de 2020) que en enero de 2020. Y eso que Asturias fue de las CCAA no tan golpeadas en la primera ola de covid. Pobre Asturias, la región más infecunda de España y Europa, y ahora esto.

De mantenerse como el lugar más infecundo, y si no hubiera movimientos migratorios entre regiones o países, Asturias sería la primera región española y europea en la que, algún día, fallecería una persona de cuyos restos mortales nadie del lugar podría hacerse cargo, porque nadie habría vivo allí. Alfa y omega. Alba y ocaso. De cuna histórica de España (y Portugal), a todo lo contrario. Triste paradoja.
Cuando yo nací en Avilés en 1960, Asturias tenía una población más o menos igual que la actual. Nacieron allí ese año y anteriores el cuádruple de niños que en 2020. Y apenas se ha hecho el menor caso en Asturias (ni el resto de España) durante décadas al deterioro continuo de un indicador tan básico de sostenibilidad de cualquier sociedad como es la natalidad

El INE da una caída en enero para Asturias de “solo” 25% en enero de 2021, en una nota de prensa publicada con una estimación provisional de nacimientos con caída del 20% a nivel nacional interanual del 20% en enero de 2021. El dato anterior del -34% en Asturias lo da el SADEI (el INE regional asturiano), que se supone que debe contar con mejor información local (dan 324 nacimientos en Asturias en 01/2021 por 492 un año antes).

Top