PSOE: Por Siempre Otanistas Europeístas

Cuentan algunos cronistas de la época, como Diodoro, Orosio y Apiano, que fue en el año 139 antes de Cristo cuando el cónsul romano Quinto Servilio Cepión dirigió la célebre frase Roma no paga traidores (Roma traditoribus non praemiat) a los tres oficiales celtíberos sobornados que se presentaron ante él reclamando la recompensa acordada por haber matado a su jefe y héroe local Viriato[1], una decisión moral que el actual imperio anglosajón realmente existente parece no considerar porque, de algún modo, alguna traición habrá tenido que retribuir para conseguir que un partido importante de Europa con la nomenclatura socialista en sus siglas haya albergado, organizado y pagado en su territorio una cumbre de la OTAN[2], organización cuyo fin consistía en vencer, o al menos detener, la expansión del socialismo realmente existente.

Un siglo de traiciones en Europa

La traición prístina se localiza el 4 de agosto de 1914, momento en que el partido de referencia dentro la de II Internacional, el alemán SPD, votó a favor de los créditos de guerra para el gobierno del II Reich. El 25 de julio de ese mismo verano, el comité ejecutivo del SPD había lanzado el siguiente lema: El proletariado alemán con conciencia de clase […] eleva una ardiente protesta contra las criminales maquinaciones de los traficantes de guerra […] Ni una gota de sangre de ningún soldado alemán debe sacrificarse a la sed de poder de la pandilla que gobierna Austria, a los buitres imperialistas[3]. Pero el SPD no fue el único partido socialista traidor, ya que el apoyo de los partidos socialistas a sus respectivos gobiernos no fue la excepción, sino la regla, bajo el pretexto de que estaba bajo amenaza la independencia nacional[4].

Pero, para Lenin, reconocer la defensa de la patria era apoyar de hecho a la burguesía imperialista y conquistadora, hacer completa traición al socialismo[5], por lo que traicionó a su patria en nombre del socialismo viajando en plena Gran Guerra en un tren pagadopor el II Reich desde Suiza, donde sufríael exilio, hacia San Petersburgo, cediéndo a los germanos meses más tarde Polonia, las provincias bálticas, Livonia y algunas franjas territoriales de Transcaucasia, además de reconocer la independencia de Ucrania y Finlandia[6], por los acuerdos del tratado de paz Brest-Litovsk, una paz que el propio Lenin reconoció como increíblemente dura y vergonzosa[7]

En el periodo entre guerras, fue víctima de una doble traición Checoslovaquia, a la que Francia e Inglaterra despojaron de los Sudetes para entregárselo al III Reich (acuerdos de Munich), con el fin de evitar una nueva confrontación mundial y satisfacer las ansias expansionistas de Hitler, quien meses mas tarde lanzó una ofensiva militar para apoderarse completamente del país eslavo, el cual no contó con la ayuda prometida de las potencias democráticas. También Polonia buscó ampliar sus territorios a costa de Checoslovaquia, pero esto no la libró de ser traicionada por Hitler, cuando meses más tarde de la firma de un pacto de no agresión entre ambos gobierno, el alemán reivindicó territorios del país eslavo [8]

La II Guerra Mundial fue un cúmulo de traiciones, como la hitleriana a la URRS, no respetando el pacto de no agresión firmado el 24 de agosto de 1939[9] y las ofrecidas, en forma de colaboración con el invasor nacional-socialista, por grupos pertenecientes a los estados invadidos, como la Organización de Nacionalistas Ucranianos de Stepan Bandera, los Utascha croatas dirigidos por Ante Pavelic, la Francia de Vichý, el Partido de la Cruz Flechada de Hungría dirigido por Ferenc Szálasi o el régimen eslovaco de Tiso.

Durante la guerra fría hubo pocas opciones para la traición, no así tras la caída del Muro, cuando una serie de futuros oligarcas vendieron a los enemigos de Rusia las principales empresas estatales [10], siendo acogidos con entusiasmo en la City y fundando su propia «Londongrado»[11], aunque en la actualidad se reniegue de ellos por las consecuencias de la traición ucraniana que comenzó en la navidad de 1991[12]. Parece ser que previamente existió una traición de la OTAN, que prometió a Gorvaschov no extenderse hacia el este[13], antes de disolver el Pacto de Varsovia[14].

Tras la invasión de Irak por Bush hijo hubo movimientos en Europa occidental de partidos socialdemócratas que parecían querer traicionar al país que les había devuelto la democracia o salvado del ostracismo, como el caso de ZP en el famoso desfile del 12 de Octubre ante la bandera estadounidense[15], pero las aguas volvieron a su cauce tras el 24 de febrero de 2022.

No me quiero olvidar de la traición italiana a Rusia, único país que le ayudó en el comienzo de la crisis del Covid en 2020[16] y al que le agradecen la ayuda enviando armas a Ucrania, aunque para algunos se trataba de una estrategia rusa para atraer a su esfera un país donde crece sin parar el euroescepticismo.

Traiciones españolas

Para no situarnos en una fecha lejana en el tiempo, donde se pueda situar la primera traición borbónica, comenzaré el repaso en abril de 1931, cuando las fuerzas políticas monárquicas se autotraicionaron al ceder a las presiones de los partidos repúblicanos que declararon la República en los ayuntamientos donde ganaron (mayormente en las capitales de provincia), pese a obtener en total menos votos que los monárquicos [17], envíando a Alfonso XIII a Roma. En cambio, no se puede llamar traición a la II República (Reblica burguesa la llamaba Largo Caballero[18]) el proceso revolucionario que inició el PSOE (aún Partido Socialista Obrero Español) en 1934 ante la posibilidad de que la CEDA tomara democráticamente el poder[19], tras ganar las elecciones en 1933. La traición hubiera sido disolverse en ella como un partido socialdemócrata liberal, al igual que el SPD, aunque durante la dictadura de Primo de Rivera el mismo Largo participó del consejo de Estado, quizás por no considerarla una dictadura fascista. Una traicioncita.

Tras la Guerra Civil, hemorragia de traiciones voluntarias y obligadas, llegó la traición del PCE ala III Internacional[20],llamando a una reconciliación nacional democrática y pacífica[21]. Tampoco dejaron de buscar su traición los monárquicos dirigidos por Don Juan en el exilio, borboneando, lanzándose en brazo de los anglosajones que leprometían ayuda para tomar al tronoen el caso de queeliminasea Franco[22]. También en el exilio, por supuesto en ningún país del Pacto de Varsovia, unos cuantos intelectuales/vividores trabajaron para elCongreso de la Libertad por la Cultura subvencionado por la CIA [23] y desarrollando la idea una España federal que llevó al desastre actual[24], como los encuentros castilla-cataluña[25].

La transición, que podría denominarse la traicisión, se llevó a cabo a través de innumerables traiciones, pero destacan las de las siguientes figuras: Juan Carlos, quien ya había traicionado a D. Juan aceptando mediante la ley de Sucesión de 1969 la monarquía propuesta por Franco[26], un plebeyo republicano como era el Generalísimo que por mucho que entrara bajo palio en los templos no tenía el derecho divino de los reyes, traicionó al Caudillo post mortem y a los principios del Movimiento[27]; Adolfo Suárez traicionó a la Falange, Santiago Carrillo traicionó los principios de la Junta Democrática [28] y del Leninismo[29] y el PSOE vivió su particular 4 de agosto de 1914 en el Congreso de Suresnes[30] (refundado en Partido Socialdemócrata Orgulloso Europeísta), convirtiéndose en un SPD más al uso, o más bien vasallo de este y en concreto de Willy Brandt, traicionando a los españoles, sobre todos a los obreros, al negociar las condiciones entrada de España en la UE. No pararon ahí sus traiciones, esta vez a sus votantes, al votar a favor de la permanencia en la OTAN. El único que no quiso ser un traidor y ceder ante EEUU voló por los aires, aunque los traidores culparon definitivamente a ETA, permitiendo que el enemigo permaneciese definitivamente en casa [31].

Y desde 1978 las traiciones son la norma común, traicioncitas, que tienen que ver con las ansias de poder y notoriedad de políticos, periodistas y empresarios, aunque varias veces se ha rebasado la raya con la legalización del Sortu, el esperpento de Puigdemont con su camarilla, la sumisión a la agenda 2030 y el reciente asunto del Sáhara.

Lo llaman democracia, ¿y no lo es?

De la ilusión tras la Transición se llegó décadas después al eslogan, entre otros, lo llaman democracia y no lo es, coreado en el 15-M de 2011, repetido por los indignadoscon la corrupción política y la privatización de servicios y empresas que eran públicas antes de la traicisión. Pero estos indignados, entre los que me podía incluir en su momento, ¿dónde aprendieron que una democracia va más allá de lo que conocemos, es decir, el sistema que mejor se adapta a las condiciones de mercado pletórico?¿O acaso los indignados eran, o intuían serlo, consumidores insatisfechos del Estado de bienestar, ente que garantiza la participación de sus ciudadanos en el mercado y, por tanto, la consolidación de la democracia de los consumidores?[32]

Una idea de una izquierda dentro de una democracia que no se pliega a los intereses del mercado, como la(s) propuesta(s) por las izquierdas indefinidas[33], sustentada en las traiciones mencionadas anteriormente, dan origen a Podemos, que en estos momentos denuncia una persecución mediática, cuando su existencia se debe únicamente a los medios, del mismo modo que Telecinco ensalza y hunde a un concursante de Gran Hermano cuando ya no le es rentable. También tienen parte de culpa los medios de la derecha, que han tratado a este grupo de sujetos y sujetas subvencionados e irrelevantes antes de aparecer en la tele como si fueran estadistas socialcomunistas a la altura de Stalin y Tito o revolucionarios de verdad como Lenin y Largo Caballero.

En cambio, otros sectores más materialistas esperan deseosos que España se declare en bancarrota, para que los tecnócratas extranjeros, esos hombres de negro que no se distiguen si trabajan para gobiernos o fondo de inversión, tomen las riendas económicas de nuestra Nación, y dirijan los presupuestos del Estado para hacernos más competitivos dentro del globalismo anglosajón. Esos traidores de viejo cuño se llaman liberales, regresamos al siglo XIX.

La literatura siempre pondrá su dedo sobre tu llaga [34]

La idea para este artículo me surgió durante la lectura de la novela El recurso del método, de Alejo Carpentier, recomendada por el maestro Jesús G. Maestro (no pretendo hacer un burdo juego de palabra, sino que así considero a quien aporta su basto conocimiento de manera altruista) durante una conferencia en la fundación Gustavo Bueno[35], ya que una de las ideas relevantes que contiene es la sumisión de los caciques (de los estados hispanoamericanos, no de las comunidades autónomas) a EEUUcomo recoge el siguiente párrafo, donde las entradas entre corchetes son comentarios míos:

[…]Pero viene a personificar un tipo de Democracia que ellos {EEUU} invocan cada vez que quieren cambiar algo en América Latina-“Cosa de vocabulario“-“Cada cual tiene el suyo: ellos {EEUU} hablan deDefender la Democracia; nosotros {habla el cacique}, de Defender el Orden Establecido“…El Primer Magistrado {el cacique} volvía a reflexionar en voz alta:-“Acaso podríamos hacer vibrar la cuerda del honor nacional: inadmisible intromisión de los yankis en los asuntos interiores de un país…Nuestro pueblo aborrece a los gringos.“-“Nuestro pueblo, sí; pero nuestra burguesía siempre se acomoda con ellos {como los amigos de los hombres de negro citado anteriormente}. Para nuestra gente de plata, el Gringo es sinónimo de Orden, Técnica, Progeso {para los partidos españoles también}. Los hijos de familia no estudian con los jesuitas de Belén, están en Cornell, en Troy, cuando no en West-Point {como la infanta Leonor estudiando en Gales [36]}. Somos invadidos -y usted lo sabe- por los Metodistas, los Bautistas, los Testigos de Jehovah, y la Christian Science {del mismo modo, secularmente, por toda la ideologóa que defiende Podemos}. Las Biblias norteamericanas forman parte del mobiliario de nuestras casas ricas, como el retrato de Mary Pickford en marco de plata, con su consabido Sincerely yoursestampado al gomígrafo {llega hasta los ídolos de Hollywood o Netflix}.“-“Estamos perdiendo todo carácter: demasiado nos hemos alejado de la Madre España.“[…] [37]

Y una vez caída la dictadura comienza […] una nueva Era […], estableciendo una Democracia auténtica y verdadera, donde habría libertad de acción sindical, siempre que ésta no rompiera con una armonía entre el Capital y el Trabajo; se reconocía la necesidad de una oposición, siempre que fuese una oposición cooperativa (crítica sí, pero siempre constructiva); se aceptaba el derecho de huelga, siempre que las huelgas no paralizaran las empresas privadas ni los servicios públicos; y, en fin, se legalizaría el Partido Comunista, puesto que, de hecho, existía en nuestro país, siempre que no entorpeciera el funcionamiento de las instituciones y alentara la lucha de clases…[.][38]

Hay que señalar que Carpentier publicó esta novela un año antes de la muerte de Franco.

Y me gustaría acabar el análisis con el siguiente extracto de la misma obra, que muestra la casi inexistente frontera que existe entre la dictadura y las democracias actuales

[…]-“Con prohibir cualquier comentario en la prensa {decía un asesor al cacique}“.-Sería contraria a mis principios {contestó el cacique}. Tú lo sabes. Plomo y machete para los cabrones. Pero total libertad de crítica, polémica, discusión y controversia, cuando se trata de arte, literatura, escuelas poéticas, filosofía clásica, los enigmas del Universo, el secreto de las pirámides, el origen del Hombre Americano, el concepto de Belleza, o lo que por ahí se ande…Eso es cultura…“[…] [39]

En occidente, ya no se usa plomo y machete contra los cabrones, sino censura y jaqueo de portales, como los que ha sufrido posmodernia.com en la última semana de julio de 2022. Buena señal, no somos cultura al servicio del poder, somos…cabrones (que no egabrenses[40], aunque sean de la provincia)


[1] CVC. Rinconete. Arte. «¡Roma no paga a traidores!», por Marta Poza Yagüe. (cervantes.es)

[2] BOE, 27 de junio de 2022, ACUERDO ENTRE EL REINO DE ESPAÑA Y LA ORGANIZACIÓN DEL TRATADO DEL ATLÁNTICO NORTE RELATIVO A LA CUMBRE DE LA OTAN QUE SE CELEBRARÁ EN MADRID LOS DÍAS 28, 29 Y 30 DE JUNIO DE 2022

Cláusula 3. Locales, equipo, suministros públicos y otros servicios. El Reino de España proporcionará, sin coste alguno para la OTAN y previo acuerdo al respecto, el espacio, las instalaciones, el equipo, los suministros públicos y los servicios necesarios para las reuniones previas y las de la Cumbre. La licitación y ejecución de los contratos públicos a cargo del Reino de España irán acompañadas de medidas especiales de seguridad y de la protección de los intereses esenciales de seguridad de conformidad con las leyes, reglamentos y disposiciones administrativas vigentes. El Reino de España adoptará todas las medidas logísticas para las reuniones de la Cumbre de la OTAN, con arreglo a las condiciones que acuerden entre el Grupo de Trabajo para la Cumbre de la OTAN y el Grupo de Trabajo para la Cumbre de España. El Reino de España y la OTAN cumplirán sus obligaciones según lo previsto en el presente instrumento y según lo que acuerden los Jefes respectivos de los Grupos de Trabajo de España y de la OTAN para la Cumbre.

Cláusula 4.Servicios médicos. El Reino de España garantizará la disponibilidad en la sede de la Cumbre de servicios médicos adecuados, con personal cualificado para prestar primeros auxilios y atender urgencias, y garantizará el acceso y el ingreso en un hospital, cuando sea preciso, de los participantes que asistan a las reuniones previas y de la Cumbre de conformidad con la cláusula 2. Los medios de transporte necesarios para ello desde el lugar de celebración de la Cumbre estarán constantemente disponibles durante las reuniones previas y la Cumbre. Los servicios hospitalarios que se presten a los Participantes en la Cumbre se cobrarán a un precio razonable de conformidad con la legislación española. Cuando, según el Acuerdo de País Anfitrión entre el Reino de España y SHAPE, los costes debieran ser sufragados por la nación anfitriona, así se procederá por lo que respecta a la Cumbre.

Cláusula 5. Alojamiento y transporte. El Reino de España proporcionará, a sus expensas: (a) alojamiento adecuado y fácilmente accesible para el Secretario General de la OTAN y su equipo más cercano (un máximo de once personas); (b) medios de transporte adecuados a la Cumbre para todos los delegados oficiales; y (c) vehículos con conductor para uso del personal y representantes de la OTAN asistentes al acto.

[3] La revolución de octubre y el mito de la revolución mundial, Daniel López, Pentalfa, Pg.148

[4] La revolución de octubre y el mito de la revolución mundial, Daniel López, Pentalfa, Pg.161

[5] La revolución de octubre y el mito de la revolución mundial, Daniel López, Pentalfa, Pg.162

[6] La revolución de octubre y el mito de la revolución mundial, Daniel López, Pentalfa, Pg.190

[7] La revolución de octubre y el mito de la revolución mundial, Daniel López, Pentalfa, Pg.185

[8] La revolución de octubre y el mito de la revolución mundial, Daniel López, Pentalfa, Pg.266

[9] La revolución de octubre y el mito de la revolución mundial, Daniel López, Pentalfa, Pg.323

[10] Cómo son los millonarios rusos y cómo se hicieron tan ricos – Forbes Colombia

[11] Así viven los multimillonarios rusos en Londres | Vanity Fair (revistavanityfair.es)

[12] La penúltima revolución de Lenin | El Manifiesto

[13] ¿Qué le prometió la OTAN a Gorbachev? – Real Instituto Elcano

[14] Extractos de la tesis „ Materialismo y espiritualismo. La crítica del materialismo filosófico al marxismo-leninismo“, Daniel Miguel López Rodríguez, Universidad de Sevilla, 2017. Capítulo Perestroika y distaxia: la reconstrucción (reestructuración) que derivó en destrucción (desestructuración)

[…]Gorbachov fue elegido Secretario General del Comité Central del PCUS por la asamblea plenaria del Comité Central el 11 de marzo de 1985. Cuatro años después, en 1989, el presidente estadounidense, Ronald Reagan, visitó Moscú y abrazó a Gorbachov, el dirigente del «imperio del mal»; un hombre que, según Reagan, Estados Unidos podía tratar, es decir, podía tratar para desmantelar a la Unión Soviética.[…]

[…]El 7 de diciembre Gorbachov pronunció un discurso en la Asamblea de la ONU en el que pedía el fin de la ideología en las relaciones internacionales y abogó por la libertad humana y la democracia; y a su panfilismo en la dialéctica de Estados (prometiendo reducir unilateralmente el 10% de las fuerzas armadas de la URSS más la retirada de diez divisiones de la Europa del Este y la colaboración con Estados Unidos en los conflictos de Afganistán, Camboya, Nicaragua y Angola) se sumó su petición del fin de la dialéctica de clases. Gorbachov recomendó que la ONU se reactivase como un instrumento de cooperación entre las superpotencias para que se construyese un nuevo orden mundial, es decir, un orden en el que no tenía cabida la Unión Soviética y el comunismo realmente existente.[…]

[…]Al declarar que estaba dispuesto a poner fin a la Guerra Fría, Gorbachov afirmó implícitamente (consciente o inconscientemente) que su política se disponía a ponerle fin a la Unión Soviética, pues el fin de la Guerra Fría sólo podía llegar con la distaxia de una de las dos superpotencias (en este caso la URSS). Cuando en junio de 1988 le preguntaron a Reagan si seguía considerando a los soviéticos el «foco del mal en el mundo moderno», el presidente respondió no sin cierta satisfacción: «Han cambiado» (citado por Powaski, 2011: 317). Y responsabilizó a Gorbachov de semejante cambio.

De ahí que lo abrazase junto al mausoleo de Lenin. En diciembre volvieron a reunirse, esta vez en Nueva York y junto al nuevo presidente electo, George Bush I. Los tres sería fotografiados frente a la Estatua de la Libertad: símbolo capitalista por antonomasia. El 3 de diciembre Reagan se daba por satisfecho en sus negociaciones con Gorbachov, y afrontaba con optimismo las relaciones entre las dos superpotencias, y esperaba que el muro de Berlín fuese demolido y que las obras de Aleksandr Solzhenitsin, uno de los más fanáticos en emplear la metodología negrolegendaria, se publicase en la URSS. En el pleno del Comité Central de diciembre del año siguiente uno de los oradores de la línea dura del Partido le reprochó a Gorbachov y al ministro de Asuntos Exteriores Edvard Shevardnadze: «si los capitalistas y el Papa nos alaban, eso quiere decir que nos hemos equivocado de dirección» (citado por Powaski, 2011: 333). También un secretario provincial, Vladimir Melnikov, se quejó de que las políticas de Gorbachov «eran del gusto de la burguesía y del Papa de Roma» (citado por Service, 2010a: 451). A medida que la popularidad de Gorbachov caía en picado en la Unión Soviética, aumentaba en Occidente. En 1990 Gorbachov sería nombrado por la revista Time «Hombre de la década». Ese mismo año recibía el Premio Nobel de la Paz (entendemos que de la pax americana). No sin razón dice el chiste que Gorbachov tiene tatuado el mapa de Estados Unidos en su cabeza.[…]

[…]Uno de sus mayores errores estratégicos y geopolíticos fue consentir la caída del muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989 con la consecuente unificación de la Alemania capitalista proestadounidense, Estado que pasaría inmediatamente a formar parte de la OTAN. Gorbachov creyó las promesas de la Alianza Atlántica de que éstas no se ampliarían hacia el Este, pero naturalmente los Estados Unidos incumplieron el acuerdo inmediatamente, y antes de terminar la centuria las fuerzas de la OTAN llegaron a las fronteras rusas. El zorro se había metido en el gallinero.[…]

[…]Gorbachov fue un traidor, al menos etic, porque su imprudencia hizo las delicias de los enemigos de la Unión Soviética. Objetivamente Gorbachov fue un saboteador, el auténtico «sepulturero de la revolución» (aunque para otros fuese el profeta del socialismo «con rostro humano»). «La perestroika fue, por sus efectos, un seísmo devastador que destruyó en un lustro la obra de Pedro el Grande, de Catalina y de Stalin; y aplastó al propio Gorbachov, contumaz sin remedio, que siempre se sintió satisfecho de su obra pese a ver el resultado: la URSS hecha pedazos, su riqueza robada impunemente, millones de personas sumidas de golpe en la miseria» (Santos, 2012: 57). «El hombre que destruyó el PCUS no vivía en la Casa Blanca sino en el Kremlin. En cuanto a la motivación de Gorbachov, probablemente no era tanto el temor al poderío militar estadounidense como su deseo de revigorizar el sistema y de hacerlo más abierto. Al principio, como en el caso de Jruschov, esperaba conseguirlo transformando el propio partido comunista, pero cuando esto fracasó, terminó por saltar por encima de sus obstáculos. La implosión del sistema soviético no se debió a la presión exterior, sino que fue el resultado de una revolución interna no violenta, organizada por la propia dirección del PCUS» (Priestland, 2010: 519).[…]

[…]Podríamos decir que el nuevo pensamiento político de Gorbachov se empapa de lleno de fundamentalismo democrático e irenismo pánfilo, un pensamiento que colinda con el Pensamiento Alicia (Gorbachov es precursor de eminentes pensadores Alicia como Kofi Annan o José Luis Rodríguez Zapatero); y, como advierte Gustavo Bueno, «los

pensamientos Alicia, y en particular los que tienen naturaleza política, que en principio podrían tomarse como inofensivos o puramente metafísicos, pueden llegar a ser peligrosos y repugnantes como efectos de una mala fe que va envolviendo a la realidad con un velo que tiene “la blancura de la estupidez sin la menor mancha de inteligencia”» (Bueno, 2006a: 19).[…]

[15] Zapatero evita honrar la bandera de EEUU en el desfile de la Hispanidad – El Periódico Extremadura (elperiodicoextremadura.com)

[16] La ayuda rusa a Italia deja en evidencia a la UE | Reuters

[17] Elecciones Municipales de 12 de abril de 1931 (historiaelectoral.com)

[18] Diario El Socialista Nr. 7727 Pg.6

Otro gran discurso de Largo Caballero

«Si triunfamos -dice- en la contienda, no nos limitaremos a celebrar complacidos la victoria política»

[…] Este Gobierno nos ha demostrado que si hoy puede haber un movimiento de tipo militar, no será de generales, sino de sargentos y soldados. (Ovación). Y a eso tengo yo que añadir que si la insubordinación se hace de acuerdo conmigo, no será para traer la monarquía ni para defender la República burguesa, sino para instaurar la República social. (Enorme ovación. Se oyen vivas al Lenin español).[…]

[19]Diario EL Socialista Nr 8007 Pg.1.

Atención a la crisis: Vigilad el día de hoy, camaradas

No podemos ocultar nuestros temores: desconocemos lo que hará Lerroux con el encargó recibido, pero nos es suficiente suponer que intentará la formación de un Gobierno mayoritario, en el que Gil Robles esté fuertemente representado, para que, encarándonos con la clase trabajadora, digamos: Camaradas, en guardia. Volvemos a insistir en que no sabemos qué hará Lerroux, pero sospechamos que Lerroux se dispondrá a hacer, por todos los medios a su alcance, lo que mejor acomoda a los reaccionarios españoles: abrirles el acceso al Poder, colocarlos en condiciones de ventaja para aplastar a las organizaciones obreras y a los partidos revolucionarios. Es suficiente la sospecha para que nos consideremos obligados a exigir de todos los obreros españoles una vigilancia permanente. Está en litigio la victoria de mañana.

Cuando en algún momento hemos hablado de la conveniencia de cerrar el paso de la Ceda al Gobierno, no hablábamos a humo de pajas. Si los republicanos oficiales son tan romos eme no se les alcanza el peligro que ello supone, no sólo para la clase trabajadora, sino también para el régimen, habrán de disculparnos que no los acompañemos en su extravío. Larecusación que ellos no consideran prudente establecer, la formulamos nosotros. De aquí nuestra apelación a todos los trabajadores: ¡En guardia! ¡Atención a la crisis ! Luego pudiera ser tarde. No sabemos, ni queremos saber, […]

[20]El fascismo y el papel de la Internacional Comunista y el PCE durante la Guerra Civil española (Revolución o Barbarie) | Revolución o Barbarie (wordpress.com)

[21]PCE / Por la reconciliación nacional / junio 1956 (filosofia.org)

[22] El precio del trono, Pilar Urbano, Planeta, Capítulo Washington empieza a dictar.

[23] Nuestro hombre en la CIA. Guerra fría, antifranquismo y federalismo, Iván Vélez, Ediciones Encuentro. Capítulo La CIA aparece en escena.

[24] Nuestro hombre en la CIA. Guerra fría, antifranquismo y federalismo, Iván Vélez, Ediciones Encuentro. Capítulo socialdemocracia y plurinacionalidad.

[25] Nuestro hombre en la CIA. Guerra fría, antifranquismo y federalismo, Iván Vélez, Ediciones Encuentro. Capítulo hacia el nacionalfederalismo.

[26] El precio del trono, Pilar Urbano, Planeta, Capítulo Don Juan: ¡Qué cabrón!

[27] El precio del trono, Pilar Urbano, Planeta, Capítulo Juan Carlos Juró todo lo jurable

[28] a)Presentación de la Junta Democrática – YouTube

b) Junta Democrática de España 1974-1976 (filosofia.org)

[29] El discurso político de Santiago Carrillo durante la Transición. Aplicaciones metodológicas Antonio Pantoja Chaves. Tejuelo, nº 7 (2010), págs. 124-155 El discurso político de Santiago Carrillo durante la Transición. Aplicaciones metodológicas (core.ac.uk)

[30] Congreso de Suresnes (psoe.es)

[31] El precio del trono, Pilar Urbano, Planeta, Capítulos Alguien voló sobre el nido de ETA y Juez y fiscal sospechan de la CIA

[32] Panfleto contra la democracia realmente existente, Gustavo Bueno, Pentalfa 2020. Epígrafe La plenitud histórica de la democracia: la democracia de mercado pletórico.

[33] El mito de la izquierda, Gustavo Bueno, Pentalfa 2021, Epígrafe Corrientes de la izquierda indefinida.

[34] Anatomía de La Regenta, 25. La literatura siempre pondrá su dedo sobre tu llaga – YouTube

[35] Jesús Maestro – El Señor Presidente, de MA Asturias, novela hispánica del cacique de Estado EFO268 – YouTubeMinuto: 47:05 – 1:18:00 – 1:27:45- 1:52:20

[36] La princesa Leonor inicia sus estudios en el Atlantic College de Gales | España | EL PAÍS (elpais.com)

[37] El recurso del método, Alejo Carpentier, Editorial Losada, 1996, Pg 315-316

[38] El recurso del método, Alejo Carpentier, Editorial Losada, 1996, Pg. 401

[39] El recurso del método, Alejo Carpentier, Editorial Losada, 1996, Pg. 194

[40] Para qué sirve el latín – Curistoria

Top